Costanera sin amontonamiento y con barbijo

Una postal distinta mostró este sábado la Costanera de Villa María, lejos de las imágenes de jóvenes todos juntos, compartiendo mates y bebidas.

Durante la primera jornada de este fin de semana del dispositivo dispuesto para la Costanera de la ciudad, el balance arrojó un resultado positivo, según se evaluó desde la Municipalidad, «por la buena predisposición de los vecinos, en general, a cumplir las normas de bioseguridad para evitar las condiciones de propagación de Covid-19».

El secretario de Gobierno, Seguridad Ciudadana y Asuntos Legales, Eduardo Rodríguez, valoró el acatamiento de las disposiciones por parte de quienes concurrieron a este tradicional espacio público de la ciudad, donde «la gran mayoría de los vecinos circuló sin permanecer en puntos fijos y evitando aglomeraciones».

El dispositivo generado por la Mesa de Tránsito del COE Regional incluyó el trabajo mancomunado del municipio, a través de Seguridad Ciudadana y de un equipo de voluntarios, y de otras fuerzas con asiento en la ciudad: Policía de Córdoba, Policía Federal y Gendarmería Nacional.

Además, se contó con el aporte de Los Vialidosos, quienes de manera empática y con humor transmitieron las normas de bioseguridad a los paseantes, acercándoles lociones sanitizantes para manos y barbijos.

El dispositivo incluyó una zona de tránsito peatonal exclusivo entre el puente Perón y avenida Naciones Unidas. Desde esta última arteria, el sentido de circulación fue único hacia El Arenero, mientras que desde Dante Alighieri se implementó lo propio hacia puente Alberdi.

Por otro lado, se bloquearon algunos ingresos a la Costanera por calles Esquiú, Providencia, Liniers, 1° de Mayo y Calafate. Mañana por la tarde se repetirá el dispositivo.