Aislamiento con creatividad: Se casaron de manera virtual con fiesta y todo

Una pareja villamariense tenía programado su casamiento civil y religioso para este viernes 27, pero debido a las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio debieron cancelarlo. Aunque no por eso, no se divirtieron.

TODO LO PUBLICADO ► CORONAVIRUS

El lunes 16, María José Carassai y Rafael Boiero avisaron a los invitados que la boda se suspendía hasta nuevo aviso y el miércoles 25 enviaron un mensaje a través de WhatsApp a familiares y amigos para que el viernes se conecten a través de videollamada a lo que sería la “boda virtual”.

La invitación:

?BODA JOCHI & RAFA?
Viiernes 27/03 a las 23hs los invitamos a brindar con nosotros nuestra «boda» virtual..
Con motivo del cambio .. brindaremos y queremos que te conectes a la aplicacion ZOOM (puedes descsrgarlo en el cel , tablet o notbook ..)?solo necesitas tener camara..y microfono asi
todos de esta fiesta virtual.
ID: (lo paso mañana)
Info importante: Ponete glamorosa/so (o la ropa que desees) tenete a mano una bebida ?y buscate algun cotillon para bailar ???

“Pensábamos, y además nos decían, que algo teníamos que hacer”, contó la novia a Villa María VIVO! este lunes, día en que tenían programado el inicio de su luna de miel.

Con el vestido de novia de su hermana, que le mandó con un cadete, el velo que usó en su despedida de soltera, Rafael con un traje y más de 60 invitados conectados a través de computadoras y celulares, se divirtieron durante más de dos horas.

“Les avisamos que podían vestirse de fiesta, tener cotillón y algo a mano para brindar”, explicó sobre los preparativos del festejo en el que bailaron el vals y hasta tiró el ramo, “lo agarraron cinco personas”, dijo de manera graciosa sobre la simulación desde el otro lado de la pantalla.

Hubo música, luces, marcha nupcial y momento de charlas en donde algunos contaron cómo vivían el aislamiento desde sus hogares, bajo la consigna de celebrar el amor desde casa.

“Ver a mi tía sentada con el celular, alumbrándose preguntando cómo se maneja y mi tío desde otro sector de la casa con su celular”, cuenta María José sobre uno de los momentos inolvidables que dejó la “boda virtual” y que será recordada de una manera muy especial.

La boda, que fue “de mentira, nadie nos casó, sólo un primo dijo algunas palabras” fue reprogramada para el 9 de octubre.

Fotos: María José Carassai.