Crimen de «Piñón» Sosa: Uno de los acusados rechazó la versión oficial

Continuará el juicio en el hall central de Tribunales a partir de las 15 horas.

Tribunales, vallado para la realización del juicio (Foto: VillaMariaVIVO.com).

Durante la jornada del lunes 17 de mayo comenzó el juicio contra los acusados por el homicidio de Juan Orlando “Piñón” Sosa, y cada imputado mostró una estrategia distinta ante le jurado.

Los imputados por este crimen que ocurrió en el predio de Molino Fénix el 5 de abril de 2019, son Lucas Salto (27) y Laura González (39).

Ambos se encuentran acusados de homicidio doblemente calificado por criminis causa y alevosía.

Los imputados siguieron el juicio a través de videoconferencia mientras que en el palacio de Tribunales se encontraban el tribunal compuesto por su presidenta Edith Lezama junto a Félix Martínez y Eve Flores.

Qué hicieron los acusados

En la primera audiencia por este juicio, desarrollada durante las tarde de lunes, los dos imputados tuvieron posturas diferentes.

Lucas Salto, por su lado, decidió declarar ante el Tribunal.

En principio, el acusado de matar a Sosa no negó enfáticamente el hecho, pero señaló que «no fue como dice el expediente» que ocurrió el crimen.

Laura González, por su parte, mantuvo una estrategia opuesta.

La mujer se abstuvo de declarar en esta primer parte del juicio, por recomendación de su abogado.

La  audiencia por el crimen de «Piñón» Sosa

La acusación la llevó adelante el fiscal de Cámara Francisco Márquez. Además, estuvieron presentes los jurados populares.

Quienes defienden a los acusados son los asesores letrados Silvina Muñoz (Lucas Salto) y Francisco Argarañaz (Laura González).

En el transcurso de la primera audiencia se leyó la imputación a los acusados y luego se le tomó declaración a tres testigos del hecho.

El juicio se reanuda este martes 18 de mayo a partir de las 15:00 horas con más testimonios.

El caso

El hecho ocurrió en un viejo galpón ubicado en el predio del Molino Fénix a metros de las vías del tren.

Aparentemente, Salto y González intentaron robarle y lo terminaron golpeando con ladrillos y palos.

Quien encontró el cuerpo de este hombre fue su pareja Liliana Rosetto, quien minutos antes le había pedido que vaya a comprar el pan.

Aparentemente, la victima había cobrado la jubilación y por este motivo lo atacaron para poder obtener el dinero.

En un primer momento la fiscal de Segundo Turno Juliana Companys los imputó por el delito homicidio simple, pero luego agravó la acusación debido a la alevosía con la cual supuestamente atacaron a Sosa.

Los acusados fueron detenidos en un hotel ubicado en la zona céntrica dado que en ese momento no tenían un domicilio fijo.