El «corralito» sirvió para bajar un 40% la circulación de gente en el centro

Uno de los cortes, en Mendoza y Sobral.

Un aumento de circulación de vehículos en los últimos días, algo que se hizo evidente ante la flexibilización de algunas actividades restringidas en medio de la cuarentena, fue lo que llevó al Municipio a armar el «corralito» en torno a la zona céntrica, que debutó este martes 21 de abril por la mañana.

“El flujo de circulación iba en alza”, expresó el presidente del Concejo Deliberante a cargo del Ejecutivo, Pablo Rosso, al justificar el esquema de ingreso y egreso al centro, y que ha suscitado voces a favor y en contra.

VER ► Corralito al centro: Sólo se podrá entrar o salir con vehículos por 8 calles

Rosso explicó en una videoconferencia que compartió con el intendente en uso de licencia y secretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill, a través de Facebook, que la decisión de implementar el operativo surgió luego del análisis del monitoreo del flujo de tránsito que reflejaba una alza en el horario de 10:00 a 13:30 horas.

TODO LO PUBLICADO SOBRE ► CORONAVIRUS

“Lo que buscamos es la disminución de este comportamiento, expresó quien hoy se sienta en el sillón de Viñas.

El mensaje y la idea de Rosso tuvieron el aval de Gill, quien sostuvo que la medida tiene como objetivo cuidar la salud ya que la circulación no exceptuada “pone en peligro y arriesga el esfuerzo que cada persona, cada familia ha hecho desde hace más de 30 días”.

Gill agregó que el aislamiento “está teniendo un éxito colectivo y un pequeño esfuerzo más nos va a permitir tener un logro comunitario muy grande”.

A pesar de la incomodidad que da una situación de encierro, también es cierto que no se puede tirar todo el esfuerzo que se ha hecho por la borda”, dijo el funcionario.

Videoconferencia de Gill y Rosso

Los controles y la gente

El primer día del operativo se vivió con diversas situaciones. Algunas personas disconformes con la medida, otras defendiéndola. En cada ingreso y egreso al centro hubo controles, y quienes buscaban ingresar al casco céntrico debían justificar su tránsito, es decir, estar exceptuados del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Eduardo Rodríguez, secretario de Gobierno y Seguridad Ciudadana explicó a Radio Centro que el operativo “es una prueba piloto” y que no se realizará permanentemente y que también cumple el objetivo de estudiar el comportamiento de los ciudadanos. «No es prohibir la circulación, sino controlarla», dijo.

Menos tránsito

Ente este sentido, ante la consulta de Villa María VIVO, el funcionario estimó que el flujo de vehículos, con el cerco y los controles, se redujo entre un 40% y 45%, comparado con al jornada anterior.

Esto llevaría, entre otras conclusiones, que casi la mitad de la gente que circulaba podía prescindir de acudir al centro.

“El pronóstico indica que si bien se tomaron las cosas a tiempo, las estadísticas de infectología indican que muestran que en algún momento se puede producir un pico de contagio y Villa María no está exento”, dijo.

Hacer algo

“La idea es tomar los recaudos en estos momentos por si el día de mañana hay que tomar medidas similares, tener las pautas para poder hacerlo” dijo Rodríguez quien agregó que es “para no tener que improvisar sobre la marcha más adelante”.

“Puede gustar o no” dijo Rodríguez, pero “no me gustaría recordar dentro de algunos años no haber hecho nada en contra de esta pandemia”, agregó.

Sobre este punto, agregó que estos días se esta estudiando el movimiento vehicular y generando estadísticas para saber cuáles corredores liberar en caso que se pase a otra etapa de circulación de Covid-19 en la ciudad.