Caso del remisero: no estaba habilitado por el municipio

La historia del remisero tiene nuevos capítulos: el hombre no estaba habilitado por el municipio para ser chofer.

 

Tras la detención del hombre que decía llamarse Pablo Antonio Rivero y se desempeñaba como remisero, aparecen datos que se incorporan a la causa.

Una de ellas es que desde el municipio aseguraron que el sujeto no estaba habilitado para trabajar como chofer.

El secretario de Gobierno, Seguridad Ciudadana y Asuntos Legales, Eduardo Rodríguez, fue quien lo ratificó.

Explicó, según indicó a Puntal, que el vehículo que el hombre manejaba sólo estaba habilitado para que lo condujeran otras dos personas, pero no el.

«No sabemos con la connivencia de quién o con el descuido de quién, pero un señor ‘C’ apareció manejando el auto, que es esta persona que fue encontrada en San Juan», dijo.

Rodríguez también indicó que el municipio inició un sumario administrativo y podría haber sanciones.

En principio, según explicó, la responsabilidad sería del propietario del auto y de la empresa.

«Son ellos los responsables de cuidar quién se sube a manejar el auto», sostuvo Rodríguez.

Agregó que están investigando la situación desde el lunes «porque hubo otras irregularidades con ese vehículo y esa empresa».

En estas situaciones, lo que ocurre es que el móvil termina perdiendo la chapa «porque la responsabilidad recae en el permisionario», expresó.

La historia del remisero «desaparecido» que vendía muñecos de terror

La historia del remisero que había desaparecido durante un viaje hacia Buenos Aires resultó tener un giro cinematográfico: no sólo no sería quien dice ser, sino que estaba en San Juan vendiendo muñecos de terror

Es increíble: el hombre sería otra persona y tendría una orden de captura por delitos cometidos en Corrientes.

El caso es investigado por la fiscalía de Instrucción del Tercer Turno a cargo de René Bosio, quien imputó al falso chofer por supuesta estafa.

Al hombre lo rastrearon por el celular y una entrevista en un medio sanjuanino ayudó a terminar de dar con el paradero.

El supuesto remisero, se encontraba en la peatonal de San Juan vendiendo muñecos de Chucky y contaba a los medios sobre su trabajo de artesano.

VER ► LA HISTORIA DEL FALSO REMISERO Y CÓMO LO ENCONTRARON