Estalló la interna oficialista

La interna entre el accastellismo y el gillismo estalló estos últimos días con votaciones en contra en el Concejo Deliberante y despidos de funcionarios.

Luego de que el Concejo Deliberante aprobara el jueves pasado por mayoría la suspensión del impuesto municipal que grava el consumo eléctrico con votos del bloque de la oposición y dos de los ediles del espacio de Eduardo Accastello, se conoció sobre el despido Inés Rigaldo, Cesar Rivera y Milton Vazquez.

Se trata de tres funcionarios que habían llegado a sus puestos en lo que parecía una recomposición de los acuerdos entre el peronismo local que se vieron resentidos con las votaciones que los ediles accastellistas fueron realizando en el cuerpo legislativo, principalmente en no brindar el apoyo explícito a Pablo Rosso como también la realizada el jueves.

Los concejales Daniel Lopez y Juan Carlos Cladera, que pertenecen al espacio accastellista, publicaron un comunicado solidarizándose con sus compañeros y apuntando al jefe de Gabinete, Héctor Muñoz.

Un repaso por un acuerdo político que está, por el momento, trunco.

Acuerdo pre eleccciones

Parte de la negociación entre el accastellismo y el gillismo durante el 2019 para llegar a un acuerdo en las internas del peronismo local fue que Martín Gill incluyera en su lista a concejales a dos hombres que responden a Eduardo Accastello.

Así, tras lograr la victoria en los comicios municipales, Juan Carlos Cladera y Daniel Lopez asumieron su banca en el bloque oficialista del Concejo Deliberante.

En contra de Rosso

Sin embargo, se reflejaba que la relación estaba lejos de haber llegado a un acuerdo: en febrero, cuando se propone a Pablo Rosso como presidente del Concejo Deliberante, los ediles accastellistas expresaban que quien ahora está a cargo del Ejecutivo no podía asumir el cargo.

En la votación, se abstuvieron. Aún así, el resultado permitió que Rosso asumiera el cargo.

Separación antes de votar

En junio, minutos antes de que el Deliberante tratara en sesión el pedido de extensión de licencia de Gill para que siguiera en su cargo de Secretario de Obras Públicas de la Nación, Lopez y Cladera pusieron en alerta al oficialismo cuando antes de ingresar al recinto abandonaron el bloque de la mayoría.

Conformaron uno nuevo: Hacemos por Córdoba, bloque escindido Somos.

Sin embargo, los ediles le dieron el voto positivo y el oficialismo logró la mayoría para otorgarle la licencia a Gill.

Desde allí, la interna política entre los sectores lejos de ser discreta tomó fuerza y se dejó ver sin tapujos, con resultados como votaciones en contra y despidos en la planta política del municipio.

Aliados con la oposición

El jueves 30, el cuerpo legislativo trataría el proyecto de ordenanza de Somos que establecía la prórroga a la suspensión de la Ordenanza Impositiva Municipal (OIM), tasa que grava el consumo de la energía eléctrica. Dicho proyecto se aprobó con el voto de los dos ediles del bloque más el apoyo de Vamos Villa María, el espacio del PRO y parte de la UCR.

Desde el oficialismo buscaban negociar el método y alcance de la tasa, pero desde la oposición y el bloque Somos Hacemos por Córdoba querían suspenderla por un tiempo más.

El resultado fue que después de muchos años el oficialismo no obtuvo mayoría y terminó ganando el proyecto de Somos, con los votos de Lopez, Cladera y los cinco ediles del PRO y la UCR.

Despidos de funcionarios

La interna no terminó allí: el viernes se conoció que el Departamento Ejecutivo despidió a tres funcionarios: Inés Rigaldo, César Rivera y Milton Vázquez, personas que llegaron a sus cargos en lo que parecía una recomposición de los acuerdos internos meses atrás.

Al respecto, Lopez y Cladera publicaron un comunicado que apunta al jefe de Gabinete, Héctor Muñoz, por los despidos.

“Vieja política”

Lamentamos que se deje sin trabajo a personas que son identificadas con nuestro espacio político, expresa el documento que tilda al estado local de realizar “prácticas de la vieja política”.

También relacionaron los despidos con lo sucedido en el deliberante un día antes. “Nos resulta llamativo”, dijeron.

Además expresaron que se vivencia un lenguaje “peyorativo hacia el otro, no corresponden ni agresiones ni amenazas que no garantizan la institucionalidad”.

El comunicado completo:

Queremos solidarizarnos con los funcionarios recientemente despedidos a petición del Jefe de Gabinete Municipal de la…

Publicado por Somos en Sábado, 1 de agosto de 2020

Foto: Eduardo Accastello y Martín Gill, minutos antes del lanzamiento de campaña de Gill en 2019.