Farmacia tuvo que contratar seguridad privada tras 2 robos seguidos

La empresa Oñativia tuvo que contratar seguridad privada para evitar robos y van a colocar durante la semana rejas en la puerta de la farmacia.

En las últimas semanas ocurrieron dos hechos de robo en una farmacia ubicada en calle Lisandro de la Torre 142.

A raíz de esta situación la empresa tuvo que contratar un servicio de seguridad privada para tratar de prevenir nuevos ilícitos.

En ambas oportunidades, rompieron la puerta de ingreso del local y se llevaron dinero en efectivo.

La farmacia pertenece a la empresa Oñativia, parte del Grupo Gesta. 

En este sentido, el Comisario Inspector Maximiliano Funes en diálogo con Villa María VIVO, manifestó que han maximizado los controles en la zona.

La empresa tuvo que contratar seguridad privada

Martín Gomenzoro, Presidente de Oñativia, en declaraciones a Villa María VIVO, fue quién explicó que a partir de estos hechos tuvieron que contratar seguridad privada.

Adelantó además que van a colocar en el transcurso de esta semana un sistema de rejas para evitar que rompan la puerta de ingreso.

«Todavía no tenemos información si pudieron dar con los supuestos ladrones», manifestó el titular de la firma.

«En cuanto a las medidas que tomamos, tuvimos que contratar seguridad privada para que este presente mientras la farmacia esta cerrada y vamos a colocar en los próximos días rejas en el ingreso del inmueble», agregó.

La explicación de la Policía

Acerca de esta situación el comisario Funes, declaró que “lamentablemente se han repetido dos hechos de similares características en el transcurso de varios días”.

“El primero de ellos –agregó el comisario- ocurrió en horario nocturno, alrededor de la medianoche y el segundo suceso fue alrededor de las 5 de la madrugada”.

“En ambos casos los delincuentes tenían tapado su rostro y aparentemente los dos acontecimientos fueron protagonizados por una sola persona”, añadió.

“La verdad no es un delito que sea habitual, pero sí ocurrió un mismo ilícito en pocos días y en contra de la misma farmacia. Por este motivo se diseñó un patrullaje en este sector céntrico, para poder evitar que pase algún individuo con alguna mala intención y rompa un vidrio o que intente realizar un robo”, concluyó.

Los hechos

El primero de estos robos ocurrió el 24 de marzo a la medianoche.

De acuerdo a lo informado por la Policía, autores del hecho dañaron la puerta vidriada del frente para poder ingresar al local.

Una vez adentro de la farmacia, sustrajeron dinero en efectivo.

Mientas, que el segundo suceso delictivo se dio durante la madrugada del 1 de abril.

En aquel momento los uniformados se entrevistaron con una mujer de 38 años, quien contó que fue hasta el local en medio de la madrugada cuando recibió el alerta del robo por el sistema de cámaras y alarmas que posee el local.

Una vez en el lugar, la Policía pudo constatar que habían dañado seriamente el vidrio principal de la puerta de ingreso.

Y tras poder acceder al local, sustrajeron desde el interior una caja registradora con una suma de dinero en efectivo.

La Departamental informó que personal de la División Investigaciones se encuentra abocado la individualización de los autores y el esclarecimiento del hecho.