Fue condenado por romper la cuarentena y andar con garrafa robada

Zacarías Sánchez (23) recibió tres años de prisión efectiva por múltiples delitos.

Siete años de prisión abusar de una menor.

Fue condenado por romper la cuarentena y andar con garrafa robada. Zacarías Sánchez (23) fue condenado a 3 años de prisión efectiva por ser el autor responsable del delito de desobediencia a la autoridad, encubrimiento y violación de las medidas sanitarias para impedir la propagación de la epidemia.

Los hechos por los cuales llegó al banquillo de los acusados ocurrieron entre mayo y agosto del año 2020.

La audiencia se desarrolló bajo la modalidad de abreviado, ya que el imputado reconoció los hechos por los cuáles había sido detenido.

La jueza fue Edith Lezama de Pereyra, el fiscal fue Francisco Márquez y el abogado defensor Javier Marcos.

Por romper la cuarentena y evadir controles

En primer lugar hay que decir que llegó al juicio estando detenido.

Fue acusado de desobediencia a la autoridad por no acatar la orden del personal policial durante dos controles de seguridad.

Por otra parte, también fue condenado por un hecho de encubrimiento.

Esto se debe a que en uno de los operativos en los que fue demorado tenía una garrafa que había sido sustraída con anterioridad.

Además, otro hecho tiene que ver con que estaba circulando en un horario no permitido por el decreto presidencial.

Sánchez fue condenado en otra oportunidad por la justicia por lesiones leves y por este motivo continuará en la prisión de barrio Belgrano.