Gimnasios: cómo sobreviven y cuál será la “nueva normalidad” para funcionar

Profesores y propietarios de gimnasios están más cerca de abrir sus puertas al público. Mientras tanto, viven una difícil situación económica que les dificulta pagar alquileres y servicios. ¿Cómo serán los gimnasios cuándo se retome la actividad?

Presentan propuesta al COE Regional

Desde el inicio de la pandemia, dueños de gimnasios y profesores se comenzaron a reunir para redactar un protocolo que les habilite el funcionamiento de sus espacios. Luego de presentarlo a la Municipalidad de Villa María, están un poco más cerca de lograr la apertura.

El propietario de Frecuencia C, Ernesto Morello, adelantó a Villa María VIVO que se reunieron con el Área de Deportes de la Municipalidad de Villa Nueva.

“Hemos formulado una fundamentación del protocolo, Villa Nueva dio el visto bueno y le propuso a Villa María también. Se han puesto de acuerdo y trabajan para presentarlo en el COE Regional”, explicó. Si el COE lo aprueba, podrán organizar la apertura de los gimnasios con protocolos especiales.

Sobrevivir con alquiler de máquinas y clases virtuales

Tres gimnasios locales mantienen un mínimo ingreso con el alquiler de maquinarias. Algunos profesores independientes ofrecen clases virtuales y asesoramientos por las diferentes redes sociales.

Tanto en el Gimnasio Rosell, en Kronos Fitness como en Frecuencia C han alquilados sus máquinas. Bicicletas, barras y discos son algunos de los elementos que entregan a sus clientes con un alquiler mensual o quincenal.

“Tenemos un lote de bicis de Spinning. En las primeras semanas funcionó bien por la plataforma virtual y en las últimas semanas no”, dijo Ernesto.

Por su parte, José Morales de Kronos, detalló: “Subsistimos sólo del alquiler de máquinas. Algunos profes dan clases online, pero con eso no alcanzamos ni a cubrir el alquiler del local. Es como para poder comer”.

Juan Rosell de Gimnasio Rosell dijo a Villa María VIVO: “Asesoramos a los socios del gimnasio con distintas clases y alquilamos máquinas. Eso nos ayuda, pero los costos del gimnasio son altísimos, los alquileres son altísimos porque son edificios grandes. Tenemos el sueldo de los profes y los impuestos”.

En la misma línea, Morales comentó que al no poder trabajar no tienen ingresos. Además, mencionó que algunos compañeros saben que no podrán subsistir hasta junio.

“Tenemos que esperar, no más que eso. Yo vivo del gimnasio, no tengo otra entrada. El panorama es desalentador para muchos de nosotros. No tenemos para vivir”, contó el dueño de Kronos.

¿Cómo funcionarán los gimnasios cuándo abran?

Propietarios de gimnasios reconocen que cuándo abran las puertas no funcionarán cómo antes de la pandemia. Juan Rosell habló con este medio mientras estaba en su gimnasio tratando de organizar máquinas y espacios para permitir el distanciamiento social.

“Estoy tratando de ver cómo hago, de marcar y separar. Así tengo una idea clara de cómo vamos a trabajar, estoy viendo de sacar algunas máquinas para ganar espacio. La gente se tendrá que acostumbrar a entrenar de esta manera”, dijo.

Por su parte, José Morales adelantó que si vuelven a funcionar la capacidad será limitada y el ingreso será menor con menos horarios. De esta manera, trabajarán con cupos y hablan de funcionar con menos del 50% de la capacidad. “Será algo nuevo”, coinciden todos.

La propuesta es hacer turnos de 50 minutos y luego desinfectar antes del próximo turno. El número de personas estará limitado a los metros cuadrados del local.

Piden a las autoridades que incluyan a los gimnasios como salud y no dentro del rubro de esparcimiento. “El gimnasio es salud. Hay mucha gente que va por salud y por recomendación del médico”, dijo José Morales.

Foto: ilustrativa