Gustavo Santos: «Hay que ponerle un firme límite a este gobierno»

El exministro de Turismo de Macri quiere ser candidato a legislador por Córdoba.

Gustavo Santos (Foto: VillaMariaVIVO.com).

Gustavo Santos, el ex ministro de Turismo de Mauricio Macri, recorrió empresas e instituciones de Villa María pensando en su proyecto político para Córdoba 2023. Previo a eso, dijo que quiere ser candidato a legislador nacional este año para ponerle un “firme límite a los avances sobre las instituciones” del gobierno nacional actual.

Como referente de la Fundación Pensar en Córdoba, “el think-tank de PRO”, Santos se mueve con los avales directos de Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y María Eugenia Vidal.  

Dijo que esta fundación “es una usina no solo para el PRO, sino que es un proyecto de los cordobeses, más allá de los partidos y las coaliciones”.

Al ser entrevistado por Villa María VIVO pidió “generar un encuentro inédito entre el sector productivo cordobés y la política para un mejor futuro para todos”.

Por lo pronto, aclaró: “No es algo que hacemos contra nadie, sino que se encamina al futuro, con lo que hay que corregir y lo que está bien hecho”.

«Un firme límite»

Desde el sector en el que se encuentra parado, Santos alertó que “estamos en una situación bisagra del país”.

Lo dijo en relación a que Argentina “sigue discutiendo cosas que no discuten en ninguna parte del mundo, como voltear una Corte Suprema, cooptar la Justicia, atentar contra la propiedad privada. Así no se puede construir futuro”, remarcó.

Para esto, la primera apuesta de Gustavo Santos es trata de acceder al congreso en las próximas legislativas.

“En este momento, ninguno de los que podamos aportar, debemos dejar de hacerlo. Estas elecciones de medio término tienen que ser un firme límite al avance sobre determinadas cuestiones institucionales de la Argentina”, dijo Santos.

“El oficialismo está a muy pocos diputados de tener quórum propio en la Cámara Baja, con lo que podría sacar la reforma de la Justicia, lo que nos dejaría mucho más endebles en cuanto a derechos y garantías individuales”, agregó.

“Hasta que se llega señores. Hay que empezar a cambiar el rumbo de la República en el 2021”.

Por eso dijo estar dispuesto a participar como candidato en estas elecciones en representación del proyecto político en el que trabaja, y “colaborar para que haya más voces en el ámbito legislativo para defender Córdoba”.

Recorrido con Capitani

Santo estuvo acompañado en su recorrido por el legislador provincial del PRO Darío Capitani y otros referentes locales y provinciales del partido.

Visitaron fábricas, instituciones, estuvieron en el Obispado y cenaron, la noche previa, con una decena de intendentes afines.

“El objetivo es estructurar un proyecto de futuro para Córdoba a partir de 2023. Es importante trabajar con las instituciones y sectores más importantes de la ciudad de Córdoba y de todo el territorio provincial”, dijo al respecto.

Pero para eso, dijo, hay que planificar: “La política tiene que dejar ser endogámica, sino una respuesta de la sociedad para encauzar sus problemas”.

“Somos el único país de la región con más pobres que hace 25 años. Cualquier índice nos ubica en el fracaso”, remarcó.

Muestra de unidad

En cuanto a cómo deben definirse los candidatos del Juntos por el Cambio en Córdoba, dijo estar convencido de que se deben agotar esfuerzos por un espacio de unidad.

“En el momento que estamos, con las dificultades y decepción que hay en la sociedad, sería una muestra de madurez política y unidad frente a la sociedad”, dijo.

La situación del turismo

Como ex ministro de Turismo de la Nación, Santos defendió la permanencia de esa actividad en medio de la pandemia y criticó las decisiones del actual gobierno para el sector.

“No vi gestión. Hubo algunos auxilios económicos, pero fueron insuficientes”, dijo.

“Me hubiera gustado que desde un primer momento se pudiera establecer un proyecto serio, relaciones con países limítrofes para tener pautas comunes. Una persona sana o vacunada no debería tener dificultades para entrar a un país”, opinó.

También dijo que “echarle la culpa al turismo de que puede haber una mayor cantidad de contagios es una falacia”.

La consideró una actividad productiva como cualquier otra, que, realizada en condiciones de seguridad, “puede funcionar tranquilamente. Hay que preserva una actividad de la que viven más de un millón de personas en el país”, concluyó.