Historias de migrantes: “venimos por trabajo, pero no es fácil”

Hilda Chavarría tiene 30 años y llegó a Villa María desde Bolivia en busca de trabajo. Cuenta las situaciones que atraviesa la comunidad boliviana cuándo decide migrar.

“Como todos los inmigrantes, buscamos una vida mejor, a veces no es lo que nosotros pensamos, no es fácil. Es lo que yo veo en mi gente de la comunidad boliviana”, relató Hilda a Villa María VIVO. El 4 de septiembre es el Día Nacional del Migrante.

Con la esperanza de “un futuro mejor” para sus hijos, Hilda llegó a Buenos Aires en 2007 pero debió volver a Bolivia. “Estaba pasando un infierno”, contó. En 2013, volvió a Argentina pero esta vez vino a Villa María.

“Era una madre soltera cuando llegué, buscaba trabajo. Llegue a vivir en una obra con mi pareja”, contó.

Sin documentos

Hilda explicó cuál es la situación de los migrantes que llegan desde Bolivia a diferentes partes del país. En muchas ocasiones, no pueden obtener la documentación que les permite radicarse y acceder a otros derechos como ciudadanos.

“Hace un mes atrás recogimos a una chica de 21 años de la calle. Estaba esclavizada, no le pagaban y tiene un bebe de un año. Y la echaron a la calle. Entre todos, pudimos sacarla de ese hueco donde estaba metida sin poder salir”, contó.

Para Hilda, estas historias se repiten dentro de la comunidad boliviana: “Venimos por trabajo, como todos nuestros inmigrantes, surgimos trabajando para poder darle algo mejor a nuestros hijos”.

Extrañar

Los carnavales y los festejos es lo que más extraña Hilda de Bolivia y lo que quiere transmitir a sus hijos: “Hay muchas cosas que yo extraño de mi familia, de donde vengo y de donde yo nací, cada cosa que se celebra extraño”.

LEE TAMBIÉN: Historias de migrantes: elegir dos veces a Villa María

Foto: ilustrativa