La estación de trenes y el túnel volverán a ser un mismo paseo

La obra de recuperación de la Estación de Trenes continúa avanzando, en paralelo a la obra de refuncionalización del Túnel Hermanos Seco.

Ambas son financiadas por el Estado nacional.

El objetivo de este proyecto mayor es la recuperación de un entorno y dotarlo de mayor accesibilidad.

El intendente Martín Gill supervisó la obra de la Estación de Trenes, a fin de constatar los avances y principales lineamientos del plan de ejecución.

La obra se inició hace aproximadamente un mes y se encuentra financiado por el Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado (FASES).

A lo largo del recorrido, el mandatario municipal rescató la importancia de “revertir la situación estructural del edificio”.

Es uno de los más viejos de la ciudad y se mantiene como estación activa de pasajeros.

Su operatividad permite trasladar a pasajeros tanto en la línea Villa María – Córdoba, como la línea Córdoba – Villa María – Buenos Aires.

Concretamente, la principal urgencia que tiene el edificio es el techo y su precaria estructura.

Será reemplazado por una más sólida y liviana; dejando a la vista al mismo tiempo la tecnología constructiva original.

El objetivo primordial es intervenir en la seguridad del edificio.

Para esto se prevé la adecuación de la instalación eléctrica, cambio de pisos, remodelación de oficinas interiores, reparación de drenajes, readecuación de baños y restauración de aberturas.

Integración con el túnel

La puesta en valor de la Estación de Trenes se integra a la obra que se está ejecutando en el Túnel Hermanos Seco, cuyo objetivo es la recuperación del paso peatonal.

La obra se encuentra financiada por el Ministerio de Obras Públicas, a través del programa Argentina Hace.

Pevé el desarrollo de un parque en dos etapas.

En la primera fase tendrá lugar el desarrollo de un túnel abierto, desde el Teatrino hasta el acceso a las vías.

Se abrirá en dos paredes con balcones de verde a recuperar y la disposición de mobiliario urbano.

En la segunda fase se aprovechará la ingeniería empleada al momento de construir el Túnel Hermanos Seco, para conectar el paso subnivel con la calle Corrientes.

Quedará una sola unidad de paso peatonal, que permitirá acceder al Parque de la Vida o a la Estación Terminal de Trenes.

Ambos proyectos, que tienen una duración estimada de 8 meses, se encuentran vinculados por un fuerte componente de accesibilidad.

En este sentido, Martín Gill explicó que la concreción de las dos obras permitirá tener un “paso natural” que conectará el microcentro a través de calle Corrientes, con el sector gastronómico de la misma vía pública; ubicado al otro lado de las vías.

De esta manera la declinación progresiva, a lo largo de todo el paso peatonal, ayudará a tener un fácil acceso para todos los ciudadanos.

Acompañaron en el recorrido al mandatario municipal, el jefe de gabinete, Héctor Muñoz y el secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos, Omar Regueira.