La historia del héroe local que cumpliría 70 años

Foto: Roberto Babalfi.

Un 9 de Marzo de 1951 nacía en Ticino quien se convertiría luego en el héroe de los y las villamarienses.

Juan Carlos Mulinetti, “El Mula”, el bombero que dio todo por el cuartel de calle General Paz y por la vida bomberil de Córdoba.

Todo incluida su propia vida: “El Mula” dejó de existir aquella tarde de octubre cuando se arrojó a la zona de las compuertas para salvar a dos jóvenes, pasando a la historia como un héroe para siempre.

El Mula cumpliría 70 años y desde el cuartel local lo recuerdan. “Recordamos y saludamos a nuestro Gran Jefe”, expresaron en sus redes sociales.

Nuestro guía, nuestro maestro. El que siempre estaba un paso adelante y su entrega hasta dar la vida”, agregaron.

Una vida de servicio

Mulinetti llegó al cuerpo de bomberos voluntarios de la ciudad en 1963, también un día de octubre.

Años más tarde, en 1981, fue nombrado jefe del Cuerpo Activo de los bomberos locales.

Su misión de velar por el cuidado de los vecinos y vecinas alcanzó niveles destacados que lo convirtieron en quien fue más allá de sus habilidades bomberiles.

Hombre de gestión, carismático y con ganas de crecer, impulsó nuevas formas de trabajar en el cuartel y en mejorar los equipos con los que contaban.

Fue además el fundador de la primera Escuela de Capacitación y Programación de bomberos de la provincia de Córdoba.

También creó el primer departamento de rescate en alturas del interior del país.

El amor que tenía por el mundo bomberil excedía lo que sucedía en el cuartel: cuentan quienes lo conocieron, que luego de casarse llevó a su esposa a Carlos Paz en autobomba.

Resulta que había que probarle el motor recién hecho y el Mula aprovechó y la invitó a la Beba a pasear”, reza una biografía publicada por Bomberos.

Murió en servicio, se convirtió en el HÉROE de la ciudad, en la leyenda que todos repetimos con orgullo, que se debería imitar más que contar”, expresaron.