La vieja Pablo VI con fachada recuperada

El Municipio de Villa María recibió las llaves del nuevo edificio para la guardería que funcionará donde era la escuela Pablo VI.

El intendente, Natalio Graglia, recibió de mano de las autoridades de la empresa constructora, las llaves del flamante edificio que albergará a la Sala Cuna “Justo Páez Molina”, en barrio Florida.

La actividad se concretó durante la mañana de este martes, con la presencia también de Nicolás Mujica, responsable de dicha obra; la secretaria de Desarrollo Social, Vanina Urquiza, y la secretaria de Educación y Cultura, Marcela Unzueta.

Minutos antes, acompañado por el propio Mujica, y los secretarios de Obras Públicas, Carlos Piccolini y Legal y Técnico, Marcelo Martin Silvano, se había hecho la firma del traspaso del espacio.

El flamante espacio se construyó en el predio en donde años atrás funcionara la Escuela Pablo VI, sitio del que sólo se preservó la fachada y se le construyeron las nuevas dependencias.

“Es una obra muy importante para la ciudad, y que hubiéramos podido utilizar este año ya, pero que por causa de la pandemia no se pudo inaugurar antes. Esperemos poder tenerlo en uso no bien la emergencia nos lo permita”, marcó el intendente, quien realizó una recorrida por el flamante espacio.

“La verdad es que han hecho un trabajo muy lindo y han superado las expectativas que teníamos. Es una lástima que todavía no podamos ponerlo en funcionamiento, pero seguramente podremos concretar muchas cosas no bien la pandemia nos lo permita”, explicó Graglia, quien incluso adelantó que ya han presentado un proyecto ante el Gobierno Nacional para poder ampliar el espacio “y que ésta sea la guardería más grande que tengamos en Villa Nueva”.