Efecto Covid en barrios: sin empleo y más violencia

Pérdida de empleos, dificultad para el pago de alquileres y servicios, y violencia intrafamiliar: algunas de las demandas surgidas en pandemia.

La directora del MuniCerca 7, Ángeles Romero, fue consultadas por Villa María VIVO y explicó el trabajo que vienen realizando desde el inicio de la pandemia, principalmente en los barrios Felipe Botta y Carlos Pellegrini.

Explicó que la actividad del espacio estuvo centrada en responder a las demandas de más de 600 familias de esos sectores y también del loteo Francisco Garcia y parte del Florentino Ameghino.

“El Municerca no cerró nunca. Nos mantuvimos con comunicación telefónica, turnos programados y la asistencia puerta a puerta de ser necesario”, detalló.

Las demandas son variadas e incluyen la pérdida de empleo en muchas personas que mantenían trabajos informales.

Explicó que la situación fue variando desde el comienzo de la pandemia, cuando la desesperación ante lo desconocido comenzó con la atención para garantizar la comida. Luego apareció la problemática de la caída de los puestos de trabajo.

“Pasó con empleadas domésticas o de restaurantes. Muchos no llegaban con el pago del alquiler o el pago de servicios”, contó.

El Municerca articuló la entrega de ayudas económicas para responder a estas demandas. Además, la alimentación fue otro de los ejes con la entrega de módulos de alimentos.

De la pérdida del empleo vino primero el problema de no poder pagar el alquiler, luego el pago de servicios, con boletas de luz y gas que se hacía imposible cancelar a término, y más tarde la cuestión alimentaria, que requirió dar complementos de carnes y verduras, además de los módulos que se entregaban y los alimentos para personas diabéticas.

Violencia y salud

Por la pandemia, se incrementaron también los casos de violencia intrafamiliar contra mujeres y niños. “Una de las cosas tiene que ver con la violencia de género es que hubo muchas intervenciones de la SENAF por niños. La pandemia impacta en lo social y lo intrafamiliar”, advirtió.

A esto se suma el impacto en la salud mental con personas depresivas, bipolares o con otras patologías que dificultan la convivencia intrafamiliar. El MuniCerca trabaja en conjunto con el dispensario de la zona para el seguimiento del aislamiento.

En lo habitacional, surgió el problema de tener que transitar la cuarentena con más tiempo todos juntos dentro del hogar en viviendas que son reducidas en relación a la cantidad de gente que las habita.

El hacinamiento se vuelve una complicación aún mayor en tiempo de confinamiento obligatorio, y explica en algunos casos el impulso por salir a ocupar espacios públicos o reunirse con otras personas en distintos espacios, cuando el lugar propio no resulta del todo suficiente para contener.