Les robaron la moto y la encontraron ellos mismos, toda desarmada

Una pareja a la que le robaron la moto, pudo recuperar parte del vehículo gracias a una incansable búsqueda personal por distintos lugares, luego que en la Policía les dijeran que “la dieran por perdida”, según aseguró a la esposa del titular del vehículo.

El robo quedó registrado en un video y los propios damnificados compartieron esas imágenes y las fotografías que muestran cómo quedó el vehículo tras ser desarmado casi íntegramente tras el robo.

Los restos de la moto fueron encontrados en un baldío de barrio San Martín.

Los damnificados aseguran que cuando fueron a la Policía a denunciar el robo, aportando videos y datos del supuesto ladrón, como también del lugar en el que se encontraría la moto, recibieron respuestas dilatorias y desalentadoras sobre la posibilidad de recuperarla.

“La encontramos por nuestros propios medios”, afirmaron.

El titular del vehículo es David Leonel Almada, y su esposa fue quien contó lo sucedido.

En su relato, las personas damnificadas expresaron su malestar por la atención recibida en la Policía y la falta de respuestas satisfactorias.

El momento que les robaron la moto

El robo del vehículo se produjo minutos después de las 7:00 horas del sábado 5 de junio, según se ven el registro de la grabación de una cámara.

“Nos robaron una moto dentro del domicilio. Llamamos a la Policía y nos dijeron que nos presentemos hacer la denuncia correspondiente”, comenzó explicando.

“Al llegar a la Unidad Judicial nos tuvieron 3 horas para hacer la denuncia», dijeron.

«Después, por nuestros medios, averiguamos en qué lugar podía estar la moto. Nos dieron data de dónde estaban desarmando la moto”, contaron los damnificados.

“Hasta supimos quién era el lacra que la sacó del lugar. La moto pasó por dos lugares, donde estaba siendo desarmada. Averiguamos todo», agregaron.

«Pasamos los datos que averiguamos al poder judicial para que ellos se puedan llegar y nos dijeron que hasta el martes o miércoles, ellos no podía hacer”, detallaron al dar a conocer su versión de lo ocurrido.

Además agregó que en el transcurso de los hechos llamaron para preguntar si tenía novedad, y aseguraron que le cortaron la llamada.

La decepción

En ese momento pensaban que a la moto no la iban a poder recuperar más, porque al pasar las horas, podía avanzar el accionar de alguien que quisiera desarmarla para hacerla desaparecer.

“La Policía brilló por su ausencia. Es una vergüenza que la Policía te diga no podemos hacer nada”, opinaron.

Desde el sábado a la tarde tenían información del domicilio donde supuestamente estaban desarmando la moto.

“Si hacés algo para salvar lo tuyo, porque te costó y te dejan sin nada, el que puede terminar preso es el laburante, y la lacra puede seguir libre”, continuaron con su reflexión.

“Esta es la Policía y la Justicia que tenemos en la Argentina, esta es la sociedad que vivimos: los laburantes presos y las lacras libres”, completaron.

Finalmente, a partir de información que les habrían aportado diferentes personas, dieron con el vehículo, o lo que quedaba de él.

“A la moto la encontramos nosotros por información que nos fue dando la gente. En un descampado del barrio San Martín, tapada con un plástico naranja, entremedio de yuyos y árboles”, dijeron.

Cuando la encontraron, a la moto le faltan las dos ruedas, los plásticos y estaba casi desarmado el motor.

Así se llevaron nuevamente a su casa lo que quedó del vehículo, en un fin de semana para la amargura.