Obras para achicar la brecha de género

El presidente Alberto Fernández presentó líneas de desarrollo de obras públicas con perspectiva de género.

Las mismas se realizarán en todo el país e incluyen ejecución de trabajos que promuevan la paridad laboral, el financiamiento de proyectos para el cuidado y el acceso a derechos de mujeres, niñas, niños y adolescentes.

Cuantas más posibilidades damos en la diversidad y cuanto más achicamos la diferencia entre hombres y mujeres estamos haciendo una sociedad mejor”, afirmó Fernández en el acto que se realizó a través de videoconferencia en la que tuvo comunicación con diferentes intendentes del país.

El mandatario nacional estuvo acompañado por los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopódis y la de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y la presidenta de AySA, Malena Galmarini. También acompañó el secretario de Obras Públicas, Martín Gill.

La mujer debe estar incluida en el circuito productivo porque es central en el proceso que hoy vivimos” sostuvo Fernández y agregó que no considera como “trabajo las tareas que realizan las mujeres día a día en sus casas: la crianza, el cuidado de las familias, que por imperio del patriarcado nunca fueron valoradas”.

Centros Integrales

El programa prevé, entre otras, cosas, construcción y equipamiento para los Centros Integrales para la Mujer de Río Grande, Trelew y San Martín de los Andes. También se construirán Centros Territoriales de Políticas de Género y Diversidad en Quilmes y en Santa Rosa, La Pampa.

Estos trabajos tendrán como objetivo fomentar el cuidado y el acceso a derechos de mujeres, niñas, niños y adolescentes de todo el país, además de garantizar la participación de las áreas de género locales en la formulación de proyectos para revertir la alta e histórica preponderancia masculina en el sector de la construcción.

También, desde Obras Públicas se encuentran elaborando un Manual para la Gestión de la Obra Pública con Perspectiva de Género, que incluirá herramientas y materiales con recomendaciones y buenas prácticas para los gobiernos provinciales, municipales y contratistas.

En el siglo XXI no podemos soportar más vivir en una sociedad que discrimina por el origen, la raza o el género”, dijo Fernández quien señaló también que “queremos una sociedad con más respeto por la diversidad, más cuidado por la mujer y más igualdad para todos”.

El mejor regalo para Micaela

El mandatario recordó que Micaela García ayer hubiera cumplido 25 años, “quien dio nombre a una Ley que nos obliga a reflexionar sobre la necesidad imperiosa de terminar con la violencia de género”.

El mejor regalo que le podemos hacer a Micaela es crear lugares específicos para la atención y la protección de la mujer víctima de violencia de género, pero también incluirla en el proceso productivo de la Argentina”, dijo Fernández.