Ola de engaños telefónicos por el IFE: simulan ser empleados y saben datos personales

Advierten por estafas telefónicas a personas que cobran el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). La ANSES aclaró que no realiza llamados telefónicos solicitando datos personales, bancarios o de correo electrónico.

Ver: Cómo saber que día y por dónde se cobra el Ingreso Familiar de Emergencia

“Todos los trámites, pagos de prestaciones y subsidios son absolutamente gratuitos y no necesitan de gestores externos”, alertaron desde ANSES. De este modo, incitan a ignorar aquellos llamados vinculados al cobro del IFE.

Las modalidades de engaños telefónicos se repiten y consisten en llamados o envíos de audios a través de Whatsapp simulando ser empleados de ANSES, de Ministerios o de alguna sucursal bancaria.

Se hizo pasar por personal del Ministerio

Una joven villamariense contó como fue el engaño telefónico protagonizado por una persona que se hizo pasar por empleado del Ministerio de Acción Social de la provincia.

«El tipo me dijo que si quería cobrar la ayuda de los $10.000, iba a tener que hacerlo telefónicamente con la ayuda de él, porque el correo estaba colapsado con la cantidad de gente que va a cobrar ese beneficio», relató.

La persona que realizaba el engaño le pidió que fuera hasta un cajero automático. Allí, le indicó una serie de pasos que tenían como objetivo transferir dinero a dos cuentas.

“Él me decía que eran los nombres de las personas que me iban a transferir el dinero, que no me preocupara. Pero en realidad, lo que iba a hacer si apretaba el botón era transferir dinero de mi cuenta a la de ellos», dijo.

Conocen los datos de las víctimas

Para dar credibilidad a los llamados, las personas se presentan y nombran datos personales de la víctima.
Otro caso es de un villamariense, que recibió un mensaje por Whatsapp junto con dos audios de voz. La persona que se comunicaba conocía la sucursal bancaria a la que recurría y sabía que tenía que cobrar el IFE.

En los audios, le menciona que es empleada del banco y le avisa “que se suspendieron el cobro de los servicios que estan incluidos en débitos automáticos”. Luego le dice que es “su oficial de cuentas”.

Además, le menciona que tiene disponible un préstamo bancario y que puede “arreglar con ella” el cobro del IFE.

Foto: ilustrativa