Oposición contra municipio por cierre de bares

A través de un comunicado, el bloque de Vamos Villa María apuntó contra el municipio por la suspensión de gastronómicos.

El bloque oficialista indicó que la medida que se aplica a nivel local no cuenta con disposición legalde orden superior a nuestro municipio”.

El documento, estuvo firmado por la totalidad de los ediles del bloque: Karina Bruno, Luis Caronni, Natalia González, Carlos Primo y Romeo Benzo.

La misma fue anunciada por el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Provincial y determina la suspensión de atención con presencia de clientes en locales gastronómicos ubicados en localidades del corredor de Ruta Nacional Nº9, desde Río Segundo hasta General Roca, por 14 días desde el jueves 24.

Se contradice

Es el municipio quien legalmente toma la decisión de suspender la actividad”, dice el comunicado en relación a que desde el Departamento Ejecutivo Municipal adhirieron a la disposición del COE en un decreto, que no acompañaron, según indicó Bruno a Radio Villa María.

También indican que la medida “se contradice con la realidad sanitaria de nuestra ciudad”, pero que lo más grave es que “ni siquiera hay una norma jurídica de validez superior” sino que es una “simple decisión de un organismo ad hoc”, en referencia al COE.

Castigo

Los concejales expresan que con la medida, se “castiga a este sector comercial que ya bastante venia golpeado y que de a poco estaba tratando de ponerse en pie”.

Otro de los puntos tiene que ver con que en Villa María no hay circulación comunitaria. “Si se cumplen los protocolos, porque cortamos el hilo ahí”, dijeron.

Controles

Por otro lado, sostienen que la manera de controlar o evitar los contagios “es acentual el control en los ingresos de la ciudad”.

Se lo venimos diciendo desde hace tiempo, que la clave para que VillaMaría mantuviera una realidad sanitaria positiva era hacer estrictos los controles”, expresan.

Además indican que “se lo hemos planteado (al DEM) de todas las formas” y que no fueron recibidos.

En este sentido también apuntaron contra la medida de los controles de tránsito en el interior de la ciudad, “que solo tenía correlato en la vuelta al cobro del estacionamiento medido” y que fue “una locura e improvisación”.

Responsabilidades

El bloque sostuvo que creen en la “responsabilidad social, en el cumplimiento de las normas sanitarias y en la responsabilidad del Estado”, pero la medida sólo castiga al sector gastronómico injustamente.

El municipio debería asumir sus responsabilidades, ejercer efectivamente los controles, pero al mismo tiempo defender las fuentes de trabajo de sus habitantes”, finalizan.