Otro comisario villamariense desplazado por un caso con autopartes

    Licenciaron al comisario mayor de la Departamental San Justo en San Francisco, Mauricio Rantica.

    Mauricio Rantica, comisario villamariense licenciado. (Foto: La Voz de San Justo).

    Licenciaron al comisario villamariense Mauricio Rantica de su cargo en la Departamental San Justo, con sede en San Francisco. 

    La Jefatura Central de la Policía de Córdoba sería desde donde partió la orden para su desplazamiento.

    La licencia del comisario Rantica obedecerían a una investigación que lleva adelante el Tribunal de Conducta Policial.

    El oficial formó parte de la cúpula policial de la Departamental San Martín, y fue trasladado hacia San Justo en un recambio de autoridades.

    Este caso se relaciona a la provisión de 12 amortiguadores por parte de la multinacional ZF Sachs para el modelo Focus de Ford, vehículo que la Departamental San Justo no posee.

    Estos repuestos habrían tenido como destino supuesto la delegación de San Francisco de la Policía Federal Argentina.

    Esta fuerza sí posee esa marca y modelo de vehículo en la flota de unidades destinadas a dicha localidad.

    En la Departamental nadie parecía haber hecho el pedido. O por lo menos, no habría rastro administrativo del mismo.

    Aparentemente, hubo pedido verbal por parte de un comisario llamado Ariel Figueroa.

    El oficial encargado del taller mecánico de la Departamental sería quien denunció a Rantica, según las fuentes consultadas por La Voz de San Justo.

    En una comunicación telefónica, según publica el matutino sanfrancisqueño, el encargado de taller le habría comunicado la situación al comisario villamariense.

    Por su parte, siempre según la información publicada, el jefe policial nacido en Villa María le habría dicho: «Ya vemos como lo solucionamos».

    El caso villamariense

    En la Departamental San Martin se investiga un hecho en el que también se cuestiona el manejo de auto parte por quienes eran los jefes policiales.

    Ante esta situación tomó conocimiento el Tribunal de Conducta Policial, quién comenzó con la investigación interna, mientras la fiscal Juliana Companys lo hizo por la vía penal.

    La funcionaria judicial imputó a la cúpula policial por malversación de bienes equiparables y violación de medios de prueba, registros o documentos.

    A raíz de esta situación se encuentran detenidos Franco Bernardi y Lucas Dagatti.

    En libertad, pero investigados por el mismo delito, están el ex sub jefe de la Departamental San Martín, Juan Carlos Arias, y el exjefe Walter Roldan.

    Juan Alberto Moreno y Eduardo Giménez, mecánicos de la fuerza, siguen como imputados, pero recuperaron la libertad.

    Caso Mar Gut

    Durante el año 2014  tras una reunión  de agentes de toda la provincia en el bar Mar Gut fueron detenidos 25 policías, entre activos y jubilados.

    Fueron acusados por desobediencia a la autoridad, posteriormente sobreseídos por la justicia, pese a lo cual el Tribunal de Conducta de la Policía los cesanteó.

    En su momento quién realizó dicha denuncia fue el propio comisario villamariense Mauricio Rantica.

    Los policías que habían sido denunciados supuestamente por haber organizado una reunión con fines gremiales.

    Finalmente, los oficiales fueron sobreseídos por la Justicia.