Reincidente: Fue condenado por estafa y ahora por robo

Fue detenido robar en un local de ropa. Previamente había estafado con cheques robados a varios comercios

Matías Armado Arza (30), fue condenado a 4 meses de prisión por ser el autor responsable del delito de robo. Pero tenía antecedentes por estafas y se le computó un año más.

Este martes 4 de mayo se llevó a cabo un juicio abreviado a Matías Arza por robo. Aunque el joven tenía antecedentes penales y se le computó una codena anterior. Por lo tanto debió soportar una pena de 1 año y 4 meses de cárcel.

Francisco Argarañaz, abogado del acusado, en diálogo con Villa María VIVO, manifestó:

«Se trató de un robo a un comercio que se ingresó por la fuerza a la noche cuando estaba cerrado y se llevaron algunas prendas».

Este hombre fue detenido el 10 de junio de 2020, por haber ingresado a un local comercial ubicado en calle Carlos Pellegrini.

En tanto que hoy «mi defendido asumió la responsabilidad del hecho y se lo condenó a 4 meses por este hecho unificando la pena con una anterior por un hecho de estafa previo en 1 año y 4 meses», agregó.

El juicio se desarrolló en el quinto piso de Tribunales y fue presidido por la jueza Ediht Lezama de Pereyra.

Quien llevó adelante la acusación fue el fiscal de Cámara Francisco Márquez.

El caso de los cheques robados

En 2019 Arza estafó al propietario de Alpha Clima refrigeración, un negocio ubicado en bulevar Sarmiento al 725.

El acusado pagaba electrodomésticos con cheques que habían sido robados.

Compró varios acondicionares de aire, utilizando cuatro cheques con un monto superior a los 20.000 pesos y que luego se comprobó que habían sido robados.

La detención fue después de dos allanamientos

Para dar con este individuo que hoy fue condenado, la División de Investigaciones realizó dos allanamientos uno en un domicilio ubicado en la intersección de 9 de Julio y Mendoza y otro en Remedios de Escalada al 1358.

En el segundo inmueble la Policía secuestró lámparas led, llaves tomacorriente, una jabalina de cable a tierra y tubos led.

Todo esto estaba relacionado a otro hecho de estafa que ocurrió el 13 de junio del mismo año y ese caso el damnificado fue el propietario de Accorluz, un local ubicado en calle Santiago del Estero 1675.

A esta persona le habían comprado con un cheque apócrifo de 18.500 pesos, que también fue incautado por los investigadores.

La investigación penal preparatoria la llevó a cabo la fiscal de Segundo Turno Juliana Companys.