Reuniones y mates reflotaron el Covid-19

Foto: Agencia Noticias San Luis.

Una persona que tomó mate con un contagiado de Covid-19 de Marcos Juárez y otra que se reunió con alguien de Oliva fueron los primeros contagiados.

En ambos casos hubo contactos estrechos entre personas de distintos departamentos y en al menos uno se sabe que, además, compartieron mates.

Las reuniones sociales y el hecho de compartir la bombilla del mate o el pico de la botella, son facilitadores de contagios de Covid-19.

Advertencias

A pesar de las reiteradas advertencias dadas por la autoridades sanitarias y políticas, tanto de la provincia de Córdoba como de los distintos municipios, las reuniones sociales con contactos estrechos entre numerosas personas se siguen haciendo.

Además, se nota en estos casos circulación de personas entre distintos departamentos, medida que también estaba restringida.

No se habían dado casos hasta ahora de contagios locales en los cuatro meses de pandemia. Los únicos contabilizados en el departamento eran importados, contraídos en otros países.

Reuniones no permitidas

Con el Día del Amigo encima, la referente de la mesa epidemiológica del COE Regional, Soledad Frola, pidió a la ciudadanía el cumplimiento de las normas de bioseguridad, especialmente ante esta celebración, que habitualmente llama a reunirse.

La médica explicó que en cada investigación de contactos estrechos que se realiza ante todos los casos confirmados «lo que se repite es la gran cantidad de reuniones sociales no permitidas» que hay detrás de cada contagio.

«Pedimos que se respeten las normas en momentos en que el virus está tan activo en la zona», remarcó la infectóloga.

El crecimiento de los focos en Marcos Juárez y Oliva desbordó hacia otras localidades de la zona y llegó a Villa María, tanto por el caso de una empleada que trabaja en Tribunales como por los otros dos contagiados.

En la mayoría de los casos de la región, se detectó que hubo participación de personas en asados, cumpleaños y otros eventos similares en los que se pasa un largo tiempo juntos, a pocos centímetros de distancia, y compartiendo elementos que favorecen el contagio.

Se espera que, de los nuevos análisis practicados a sus respectivos contactos, puedan surgir nuevos casos en la ciudad.