Robos, corridas, peleas y a la cárcel

Un hombre de 25 años y un adolescente de 17 años de edad fueron detenidos por dos hechos delictivos, que incluyeron además corridas, peleas y hasta la intervención de un vecino para atrapar a uno de los supuestos ladrones.

Los episodios tuvieron lugar uno en barrio San Nicolás y otro en barrio Los Olmos, ambos de Villa María.

Uno de los casos, según informó la Policía, terminó con la detención de un hombre de 25 años, acusado de los delitos de desobediencia y resistencia a la autoridad, relacionado además a un hecho de robo en grado de tentativa.

El parte policial indica que, en la tarde del viernes 23 de octubre, siendo aproximadamente las 18:50 horas, personal policial intentó controlar a un hombre, el cual se da la fuga corriendo hasta calles Buenos Aires y Romano Ferrary, en barrio San Nicolás, donde finalmente fue alcanzado por los uniformados.

En esas circunstancias, el joven que era perseguido por los uniformados se habría resistido al control, trabándose en lucha en lugar con el personal policial, según se indicó desde la Departamental.

En ese momento se habría producido un forcejeo que habría concluido con la aprehensión de esta persona de 25 años de edad, quedando aprehendido en principio por ser considerado supuesto autor de los delitos de desobediencia y resistencia a la autoridad.

Además, este mismo hombre estaría relacionado a un hecho de tentativa de robo, supuestamente ocurrido horas antes en calle Catamarca al 1900, barrio Florentino Ameghino, donde habrían intentado sustraer una bicicleta rodado 29 a un hombre mayor de edad.

Lo atrapó la víctima

Por otro lado, en la mañana del mismo viernes, siendo aproximadamente las 7:00 horas, personal policial acudió a un llamado en calle Cerros Colorados al 400, barrio Los Olmos.

Allí, según se informó, entrevistaron a un hombre de 38 años de edad, quien manifestó que momentos antes vio a alguien llevarse una batería que estaba instalada en un camión de su propiedad.

Inmediatamente, según dijo, lo corrió para darle alcance y reducirlo, tratándose de un adolescente de 17 años de edad que fue entregado al personal policial para formalizar su aprehensión por supuesto autor del delito de hurto en flagrancia.