Son de La Arbolada y Valle Escondido y no tienen «calidad de vecinos» para votar en elecciones barriales

Ya protagonizaron numerosos reclamos por el mal estado de sus calles, falta de nomencladores, abandono de terrenos e incendios.

Sigue la polémica alrededor de las elecciones barriales. Tuvieron que posponer la fecha una vez más y ahora habitantes de dos loteos denuncian que no tienen «calidad de vecinos» para votar.

 

El 6 de noviembre era la fecha acordada para llevar a cabo las elecciones barriales pero se suspendieron por decreto para este domingo 13 de noviembre.

Ahora un grupo de habitantes de los loteos La Arbolada I y II más Valle Escondido, de barrio Botta, denuncian que no les permiten sufragar. Sectores además protagonizaron numerosos reclamos por el mal estado de sus calles, falta de nomencladores, abandono de terrenos e incendios.

En un comunicado que fue entregado como nota al municipio advierten que no tienen «calidad de vecinos» según la Junta Electoral para sufragar.

Allí explican:

«Los vecinos de los loteos nuevos de barrio Felipe Botta queremos denunciar públicamente que desde la Municipalidad y desde la Junta Electoral de nuestro barrio, han llevado adelante diferentes maniobras. Para que los vecinos de la cuidad de Villa María no podamos votar en las próximas elecciones vecinales».

Y detallan que: «primero nos cambiaron la fecha de las elecciones, después nos cambiaron el lugar donde teníamos que votar y ahora con una medida totalmente antidemocrática nos están impidiendo ejercer nuestro derecho a voto».

Ello «argumentando que tenemos que cumplir con el concepto de ‘calidad de vecinos’ mencionado como requisito por la junta electoral Centro Vecinal Barrio Felipe Botta».

Según explican estos vecinos no pueden registrar sus domicilios en el documento nacional de identidad, porque «el municipio no ha designado nombres en las calles a pesar que estos loteos existen ya hace 9 años».

Y por último responsabilizan a la actual conducción del centro vecinal de ese barrio, a quien le advierten que «en ocho años estando al frente no ha echo absolutamente nada».