«Yo de acá no me muevo»: Familia resiste desalojar casa con peligro de derrumbe

Una familia que hace unos seis meses se instaló en una vivienda junto al río Calamochita, resistió este martes el pedido de desalojo por parte de la Municipalidad de Villa Nueva.

Se trata de un grupo familiar numeroso, con varios menores de edad, que llegó a la ciudad y para buscar dónde vivir, decidió ocupar esta precaria vivienda cerca del puente de la ruta provincial 2, sobre el río Ctalamochita.

El municipio comenzó hace meses con un programa de emergencia de asistencia de agua y comida, pero procurando que desocuparan en un corto plazo ese lugar, debido al peligro de derrumbe de las instalaciones, explicaron desde el gobierno de Natalio Graglia.

En instancias de lograr una reubicación, explicaron desde la comuna villanovense que se contactó a familiares que residen en la ciudad de Córdoba, de donde provinieron estas personas, quienes estarían dispuestos a recibirlos.

Este martes arribaron a lugar varios móviles del municipio para hacer el traslado a la ciudad de Córdoba.

Sin embargo, la familia instalada junto al río rechazó esta posibilidad y optó por seguir viviendo en esta unidad habitacional.

«No queremos irnos»

«Quieren sacarnos de prepo, diciendo que los chicos no pueden estar como están. No tengo dónde ir. Quiero que me den solución. Tengo 5 chicos menores, dos discapacitados», contó Hugo Fabián Romero, padre de familia.

«Quieren llevarnos a Córdoba, pero no queremos. Ahí donde vivimos con mi suegro hay mucho peligro. Se tirotean, roban y los chicos no pueden ni salir a jugar«, recordó el hombre sobre el asentamiento que abandonaron tiempo atrás para instalarse en Villa Nueva.

Reconoció que este tiempo recibieron mercadería y agua, «pero no una solución», dijo.

«Nos amenazan que van a venir a sacarnos con la Policía, pero no puede ser así. Yo de acá no me voy a mover», sentenció Romero.

La vía judicial

Agotadas las gestiones desde el área social, la Municipalidad de Villa Nueva desistió por ahora de la acción de traslado, para la que había dispuesto un móvil especial.

Al mismo tiempo, adelantaron fuentes oficiales, este miércoles llevaran toda la documentación de lo actuado a los Tribunales de Villa María para que sea la Justicia la que determine si la familia puede o no continuar viviendo en esas condiciones.