Alumnos del Rivadavia crean ecobotellas para construir juegos infantiles

El municipio trabajará en la gestión de juegos infantiles construidos a partir de elementos recuperados.

Alumnos del Rivadavia crean ecobotellas para construir juegos infantiles. Las acopian en un espacio que apostado frente al Skate Park y hasta allí se acercó el intendente interino para conocer el proyecto sustentable.

 

Chicos de primer y tercer grado del colegio Rivadavia realizaron una actividad de concientización y gran responsabilidad ambiental.

La iniciativa se desarrolló en el sector del Skate Park donde el intendente, Pablo Rosso, junto al secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos, Omar Regueira.

Allí participaron del recuento y acopio de ecobotellas recolectadas por los alumnos de la institución educativa.

Mientras que los niños comentaron los motivos por los que generan ecobotellas en sus hogares.

Así el principal objetivo es reemplazar el uso de madera por plástico reciclado, cuidando así a los árboles y el medioambiente.

Además, los chicos explicaron cómo conformar este tipo de recipientes, e invitaron a niños de otras escuelas a sumarse a la iniciativa.

Sus docentes, por otra parte, brindaron detalles acerca del proyecto sustentable sobre el que vienen trabajando con gran compromiso en todos los niveles del colegio.

Rosso les explicó: “Desde el municipio trabajamos con el objetivo de ser una de las primeras ciudades en realizar una gestión integral de residuos.

Y ustedes nos ayudan a cumplir esta misión, siendo un ejemplo para todos”.

Son más de 1.100 estudiantes que forman parte de la iniciativa llevada adelante conjuntamente con el municipio, recolectando diariamente ecobotellas para construir juegos.

Para construir juegos infantiles

En este sentido, Rosso anunció que el municipio trabajará en la gestión de juegos infantiles construidos a partir de elementos recuperados, convirtiéndolos en madera plástica.

Ello será junto a la entidad Compromiso Empresarial por el Reciclaje (CEMPRE).

De esta manera, los materiales provenientes de bolsas, envoltorios, etiquetas, receptados en distintos puntos de la ciudad posibilitan la creación de mobiliarios.