Alves dijo que no sabía que lo buscaban

Foto: Policía de Córdoba.

El hombre que era buscado por policías, rastreadores especializados y bomberos, dijo que no sabía que lo estaban buscando, cuando finalmente dieron con él en un albergue transitorio.

La denuncia por su desaparición había sido efectuada por la esposa de Flavio Alejandro Alves Carneiro el martes 13, pero su ausencia del hogar databa del día 6 de octubre.

Al ser finalmente hallado, luego de varias horas de búsqueda, y con la participación de numerosa cantidad de personal, incluyendo recursos humanos traídos desde la ciudad de Córdoba, se constató que el hombre, de 40 años de edad, estaba en buen estado de salud.

De acuerdo a lo información que pudo obtenerse de los primeros minutos tras el hallazgo, este hombre se alojó en el lugar por su propia voluntad, días antes.

Las primeras noches

Previamente, desde el momento que desapareció, habría pasado algunas noches en distintos domicilios, supuestamente en casas de amigos y conocidos.

Por esas horas no se había hecho pública la denuncia todavía, por lo que no era de conocimiento de muchas personas que Alves había desaparecido de su hogar.

Una vez que se emitió oficialmente la solicitud de paradero, el rostro y el nombre de Alves se difundió ampliamente por medios y redes sociales.

Sin registro

Sin embargo, al ser encontrado por los policías, el hombre habría dicho no saber que estaba siendo buscado, a pesar que hacía casi 10 días que había dejado su hogar y no tenía contacto con su familia.

En su estadía dentro de la habitación 4 del albergue de calle Constancio Vigil al 2700, Alves no habría contado con un teléfono celular para tomar conocimiento de que era buscado, no tener contacto con nadie de su entorno como para al menos avisar que se encontraba en buen estado de salud.

Aparentemente, quienes administran este albergue, también habrían dicho a la Policía que no sabía que este hombre era el buscado.

Incluso cuando los uniformados fueron al mismo lugar días antes, se dieron con que les dijeron que allí no había nadie. Sin embargo, por versiones que se dieron en torno al caso, hay algunas presunciones de que el hombre podría haber estado allí hacía más tiempo.