Beba quemada: Cómo evitar accidentes domésticos con el agua caliente
Posted by

Beba quemada: Cómo evitar accidentes domésticos con el agua caliente

Las quemaduras son algunos de los accidentes domésticos más frecuentes que ocurren en la infancia, especialmente aquellas producidas por líquidos calientes.

Además, los bebés y los niños más pequeños son particularmente susceptibles por la sensibilidad de su piel que exige protección adicional.

Ver: Bebé quemada con agua: La mantienen estable, bajo observación permanente

A continuación, se detallan algunas recomendaciones que se deben tener en el hogar en donde hay menores

– Probar el agua del baño con el codo antes de colocar al niño dentro de la bañera.

– Abrir el agua fría primero y cerrarla en última instancia

– En la bañera, colocar a los niños de espalda a los grifos o los accesorios, de modo que haya menos probabilidades de que jueguen con ellos y abran el agua caliente accidentalmente

– Explicarles que la plancha permanece calientes después de usarlas, incluso si ya están desconectadas. – Otro punto peligroso es la tapa del horno a la altura del niño, porque puede quemar sus manos al tocarla

– Tener cuidados con la tapa del horno porque puede quemar sus manos al tocarla

– Colocar las estufas en un espacio que no esté al alcance de los menores de la casa

– Nunca tomar bebidas calientes o sopa con un niño sentado en su falda ni tampoco caminar llevando líquidos o platos calientes alrededor de los niños

– No sostener un bebé o niño pequeño en brazos mientras está cocinando

– Colocar los mangos de las ollas hacia la parte trasera de la cocina

– Mantener las bebidas y las comidas calientes lejos del alcance de los niños

– No usar manteles ni individuales grandes. Un niño pequeño puede agarrarlos y volcar la bebida caliente o plato de comida

– Colocar cerraduras en los armarios donde se guardan productos de limpieza porque muchos de estos pueden causar quemaduras

– Usar con cuidado los aparatos de la zona de juegos que se encuentran al aire libre

– Saque el asiento de seguridad o el cochecito de su hijo del rayo del sol cuando no los use, ya que los niños pueden sufrir quemaduras cuando el vinilo y el metal están calientes. Si debe dejar el asiento de seguridad o el cochecito al sol, cúbralos con una sábana o una toalla.

Foto: archivo VillaMaríaVIVO!

0 19 septiembre, 2019 Salud septiembre 19, 2019

Comentarios

Villa María VIVO!