Dejó la camioneta en marcha y en un instante le desapareció

El hombre, de 51 años de edad, se sintió confiado. Pensando en que nada malo puede pasar en un instante. Pero pasó.

Eran cerca de las 8:00 horas de este sábado 11 de julio. En Villa María hacía apenas un grado de temperatura. El hombre estacionó la camioneta Ford Ranger en la esquina de Aluminé y Paraguay, en la esquina de los monoblocs del barrio Los Olmos.

Decidió dejarla con el motor en marcha. Estaba muy frío a esa hora. Y se bajó un instante para ingresar a la casa de un compañero de trabajo. Ese momento de relajación e inocencia fue clave para que alguien con pocas buenas intenciones se aprovechara de su descuido.

Cuando el hombre volvió a asomar su nariz a la calle, la camioneta no estaba más. Se la habían robado.

De inmediato dio aviso a la Policía y aportó datos de cómo era el vehículo y dónde estaba a la hora que se lo sustrajeron.

Desde el Centro de Monitoreo revisaron las grabaciones de esos minutos, y con la guía de las cámaras pudieron ver el recorrido del vehículo, doble cabina y color gris, que iba atravesando calles y barrios de Villa María, hasta cruzar un puente e internarse en Villa Nueva.

Mientras tanto, varias patrullas de Villa María y de la comisaría de Villa Nueva se ponían en movimiento para cercar la camioneta en su huida desde barrio Los Olmos hacia el otro lado del río Ctalamochita.

Precisamente en el barrio del mismo nombre que el río, es donde tiene punto final esta persecución.

La información policial indica que en calle Las Lilas logran ver que la camioneta se detiene y se baja de ella un joven, para continuar su escapada a pie.

Se mete por varios patios de viviendas, dice el parte policial. Es un barrio en el que las tapias no son muy altas, o a veces son solamente cercos vegetales o cercas de baja altura.

En la esquina de avenida Los Ceibos y Los Olivares, cerca de una de las rotondas del barrio, el supuesto ladrón es aprehendido. Tiene 18 años, según da cuenta el parte policial.

Por el hecho cometido, le cabe la acusación de hurto calificado de automotor. Entre sus pertenencias le adjudican un cuchillo.

La camioneta fue recuperada y su conductor tal vez vuelva a acordarse de este episodio cada ocasión en la que tenga que bajarse del vehículo por un momento.