Dengue: Piden a los vecinos que se hagan cargo de evitar criaderos

El municipio de Villa María puso en los vecinos la principal responsabilidad en la prevención del dengue, al sostener que es la erradicación de los criaderos de mosquitos al herramienta más eficaz, relativizando la efectividad de la fumigación.

En medio de todas las acciones implementadas en torno la pandemia del Covid-19, las medidas contra el dengue quedaron en segundo plano en la agenda diaria.

Sin embargo, en la provincia de Córdoba los casos siguen en aumento. Desde el 28 de julio de 2019 al 28 de abril de 2020 se confirmaron en total 3.033 casos.

«Compromiso del vecino»

En Villa María, la subsecretaria de Inspección General del municipio, Valeria Suárez, expresó que lo fundamental en la prevención de las enfermedades transmitidas por el mosquito aedes aegipty tiene que ver con la erradicación de los criaderos, por lo que «las acciones principales dependen en buena medida del compromiso y concientización de los vecinos», se indicó desde el Municipio.

La funcionaria expresó que se trata de “un mosquito domiciliario o peridomiciliario, lo que significa que lo tengo en mi casa o en mi entorno inmediato”.

Suárez explicó que evitando tener lugares u objetos que posibiliten la acumulación de agua, como baldes, juguetes o macetas que pueden estar en los patios o techos, se logra erradicar los criaderos de los mosquitos.

Evitar criaderos

“Es muy importante la acción social e individual”, indicó la funcionaria, y remarcó la importancia de la erradicación de larvas por sobre la fumigación, que afecta al insecto desarrollado: “Si evitamos tener criaderos, erradicamos el 98% de larvas que son las que luego se convierten en mosquitos adultos”, dijo.

Respecto a las fumigaciones, Suárez sostuvo que epidemiológicamente sólo se recomienda cuando hay que hacer bloqueos de foco, es decir, ante la presencia de una persona con la sintomatología de alguna de las patologías.

En esos casos, desde el Hospital Pasteur se informa al municipio para que lleve adelante la fumigación en un cuadrante de 200 metros desde el domicilio del paciente, que es lo máximo que puede volar un mosquito adulto.

Sobre este punto, vecino del barrio Nicolás Avellaneda había pedido fumigar, debido a que en ese sector se domiciliaba una persona que había dado positivo como caso de dengue.

VER ► En barrio Nicolás Avellaneda piden medidas urgentes contra el dengue

«Con la fumigación, el mosquito regresa»

La funcionaria destacó que la fumigación sólo se elimina el 20% del mosquito adulto en vuelo, y remarcó la importancia de la limpieza y eliminación de objetos propicios para criaderos. Explicó que aún con las fumigaciones, los mosquitos regresan a partir de las 48 horas, por lo que resulta fundamental el control de los espacios.

En cuanto a los espacios públicos, éstos son desinfectados y mantenidos por las empresas prestatarias de estos servicios. “Si cada uno hace el control de los posibles criaderos, vamos a estar entre todos eliminando lo que es la presencia del mosquito”, finalizó Suárez.

Otras medidas de prevención

Además de la erradicación de criaderos para evitar la proliferación de mosquitos, también se recomienda a la población el uso de repelente, especialmente al amanecer y al atardecer, cuando los mosquitos están más activos.

Del mismo modo, en la medida de lo posible, se recomienda utilizar métodos de barrera para que el mosquito no ingrese a los hogares. En ese sentido, los mosquiteros son una herramienta de importancia.

Por otra parte, se recomienda cambiar el agua de los bebederos de mascotas todos los días, higienizando los bordes del recipiente con un cepillo.