Sociedad Italiana festeja: «Dios nos ha permitido tener nuestra casa»

Expresó Trento al dialogar sobre las metas cumplidas de la Sociedad Italiana.

Mario Trento
Mario Trento.

Esas fueron las palabras con las que se refirió el actual presidente de la Sociedad Italiana de Villa María, Mario Trento.

«Hemos hecho mucho, hemos avanzado bastante, de tener nada ya logramos tener esto», afirmó quien hoy es la cabeza de la sociedad.

«Es sinceramente un milagro que Dios nos ha permitido, el tener nuestra casa», dijo emocionado Trento.

En el marco por el 135 aniversario de la Sociedad Italiana, su presidente dialogó con Villa María VIVO! sobre las metas cumplidas.

«Yo llevo ocho años como presidente, para diez. Quiero terminar el 2023 y poderme retirar, pero estando como un vocal titular, estar cerca de todo y formando generaciones nuevas», explicó Trento.

Además, se explayó sobre la casa que adquirieron en calle Mendoza.

«La vamos a reparar bien, la Municipalidad y Gill nos prometió arreglar la oficina del contador Cabezas», quien fue el primer intendente electo en la ciudad en el retorno del gobierno democrático de Alfonsín.

«La van a arreglar ellos, la van a dejar con placas, con cuadros que tiene de instituciones que lo reconocieron y todo lo que corresponde», afirmó.

Aniversario en el Verdi

En cuanto a la función de la Notte Italiana el pasado 1 de octubre en el Teatro Verdi, Trento se expresó sobre sus sueños y metas personales.

«Poder ver un teatro de esta envergadura, verlo lleno, nunca tuve la posibilidad», enunció el presidente de la Sociedad Italiana.

Y añadió: «Hay que acostumbrar a la gente realmente para estos tipos de concierto y yo creo que eso es parte del sacrificio que uno tiene que tener».

«Cuando se presentó la oportunidad de que Kamata venía a Villa María, me dice ‘yo quiero venir a cantar’«, confesó Trento, y explicó que de ahí en más lo puso en contacto con Luis Nanis, director de la Orquesta Sinfónica de Villa María.

Para finalizar, Mario Trento de manera emotiva pronunció: «Yo siempre digo ‘nunca olviden sus raíces'».