Bell Ville: Que pasa con el hombre que daba de comer a su pitbull otros perros vivos

Luciano Manías sería destituído de su cargo en Correo Argentino por maltrato animal.

Foto: galgos desnutridos fueron rescatados en Bell Ville tras la denuncia por maltrato animal a Luciano Manías

Se divulgaron videos en los que se ve a Luciano Manías, de la ciudad de Bell Ville, alimentando a su pitbull con otros perros vivos.

Tras esa difusión, organizaciones contra el maltrato animal efectuaron acusación penal contra el hombre.

Además, exigieron que sea encarcelado de manera efectiva.

Distintas rotectoras de la provincia realizaron el reclamo de modificación de la Ley 14.346 para que se apliquen penas con prisión efectiva a quienes maltraten a los animales.

Denunciaron ante la Justicia a un hombre, Luciano Manías, por robar galgos, no alimentarlos y dárselos a modo de “comida” a sus perro de pitbull.

La actualización del caso de maltrato animal

Cuatro Patas de Bell Ville, junto al refugio Unidos por 4 patitas, promovieron en la última semana una denuncia penal contra Luciano Manías.

Este hombre era un empleado de Correo Argentino de esa ciudad cordobesa del sudeste provincial.

Los vecinos en reiteradas oportunidades lo acusaron de robar perros, no darles de comer y luego entregarlos a su mascota para que los mate.

En esta oportunidad, la acción judicial se pudo lograr por las “pruebas contundentes” de los videos que se viralizaron por las redes sociales, según informó La Nación.

Dos meses atrás, un veterinario denunció un incidente similar que había ocurrido con este hombre.

Gracias a la intervención judicial, seis galgos maltratados fueron rescatados y llevados a un refugio.

El día lunes 25, los vecinos de Bell Ville hicieron una marcha frente a las oficinas donde Manías se encontraba trabajando.

Crueldad en Bell Ville

Según fuentes extraoficiales, Luciano Manías sería destituído de su cargo en Correo Argentino.

Todo debido a los hechos de maltrato animal que ejercía.

El hombre, robaba perros de un refugio de la localidad de Bell Ville, entre ellos galgos y mestizos desnutridos.

Así aprovechaba para dárselos a su pitbull, que los asesine por diversión y luego se los coma, según se comenta.