Encuentran restos fósiles de un gliptodonte en las barrancas del río

La erosión del agua en el río Ctalamochita dejó al descubierto en sus barrancas un caparazón de un gliptodonte, gigantesco mamífero prehistórico.

Este herbívoro proliferó en la era cuaternaria en la zona pampeana y otras regiones de América del Sur.

El hallazgo se produjo en cercanías de la ciudad de Bell Ville, según pudo saberse, pero no se dio a conocer el lugar preciso para evitar mayor deterioro del material prehistórico.

Mal estado

Según se informó desde la Municipalidad de esa ciudad, los restos no se encuentran en buen estado de conservación producto de la misma erosión de las aguas y la intervención del hombre que, al hallarlos, extrajo algunas de sus partes.

Un gigante

Los gliptodontes tenían una envergadura de 1,80 metros de alto, 3 metros de largo y un peso aproximado a 1,5 toneladas.

Este animal prehistórico habitó hasta hace 8.500 años la región.

Al igual que los armadillos actuales, entre ellos las mulitas, peludos y tatús, los gliptodontes poseían una coraza ósea muy característica.

Algunas especies de ambos grupos convivieron durante parte del cuaternario, pero mientras que los gliptodontes se extinguieron, los armadillos lograron sobrevivir hasta la actualidad.

Custodia

Vale destacar que Córdoba, al igual que el resto de las provincias, por la reforma de la Constitución Nacional de 1995, es la encargada de custodiar los materiales paleontológicos hallados en su territorio y de autorizar exploraciones, extracciones, préstamos y traslados de esos materiales dentro del territorio nacional.

Foto: Municipalidad de Bell Ville.