Exinspector de tránsito condenado por abuso sexual de una menor

Néstor Antonio Ferreyra fue condenado por tres delitos.

Tribunales de Villa María (Foto: VillaMariaVIVO.com).

La Cámara del Crimen de Villa María condenó a 8 años de prisión al exinspector municipal de tránsito, Néstor Antonio Ferreyra por delitos sexuales en perjuicio de menores de edad.

De acuerdo a la resolución conocida este lunes 23 de agosto, Ferreyra fue encontrado culpable de los delitos de «producción de Representaciones de Partes Genitales de Menores de 18 años con fines predominantemente sexuales agravada», «Coacción en concurso real» y «Abuso sexual con Acceso Carnal Agravado por la convivencia preexistente y la guarda de hecho».

Este hombre fue arrestado el 19 de febrero, luego de una denuncia por abuso sexual.

Ferreyra fue acusado de haber fotografiado desnuda y de abusar sexualmente de una menor de edad.

En el momento de la indagatoria ante el fiscal René Bosio, a cargo de la investigación, Ferreyra se abstuvo de declarar.

Según se informó en su momento, el acusado trabajaba en el área de Seguridad Ciudadana.

Previamente había sido despedido de la Policía Provincial.

La denuncia fue realizada por el padre de la víctima.

La investigación incluyó una Cámara Gessel a la niña de 10 años y como resultado de dicho procedimiento judicial, Bosio ordenó la detención de Ferreyra.

Luego le dictó la prisión preventiva, condición que se mantuvo hasta la realización del juicio en su contra.

El antecedente

El Tribunal de Conducta Policial había dispuesto la baja de Ferreyra por cesantía el 12 de noviembre de 2015.

Esta decisión tiene que ver con un hecho que ocurrió el 6 de diciembre de 2014, cuando un hombre que transitaba por la ruta nacional 158, acompañado por su hija de 16 años de edad, debió detener su auto sobre la banquina por un desperfecto mecánico.

En ese momento aparecieron Ferreyra y el agente Luis Carlos, quienes circulaban a bordo de un móvil policial, quienes se detuvieron para consultar el motivo de porque se encontraba en la banquina, tras lo que se ofrecieron llevar a su hija hacia su domicilio y el hombre al ver que eran oficiales accedió al pedido.

Pero unos kilómetros antes de llegar a la vivienda, en inmediaciones del Paraje Trinchera, los Policías descendieron por un camino rural y manosearon a la adolescente y le hicieron insinuaciones verbales.