Gill activó su agenda después del Covid

El mismo día que confirmó su alta como paciente de Coronavirus, Martín Gill inició contactos vía Zoom con intendentes del departamento.

Sin esperar mucho tiempo desde su anuncio que había cumplido la cuarentena y recibido el alta médica, el subsecretario de Obras Públicas de la Nación  mantuvo una videoconferencia con los intendentes de Luca y Pasco, Augusto Arietti y Daniel Del Bono.

El encuentro fue para coordinar detalles de los proyectos de obras que ya cuentan con la aprobación del Ministerio. La novedad es que Pasco y Luca ampliarán sus centros de salud, a partir de las obras que Nación está poniendo en marcha en ambas localidades.

“Venimos trabajando para fortalecer los sistemas de salud a través de la Red Federal de Emergencia que llevamos adelante en más de 50 puntos del país”, manifestó Gill.

Remarcó que los trabajos de infraestructura permitirán incorporar el servicio de internación y brindar nuevas prestaciones a los vecinos de Pasco y Luca, no sólo en el caso de que se requiera en el contexto de pandemia, sino una vez superada la misma.

Pasco

En Pasco, se anexarán 85 metros cuadrados al centro de salud, con un presupuesto de más de 1,7 millones. Con las tareas que se ejecutarán, el espacio contará con nuevo ingreso sobre calle General Paz, nueva recepción con sala de espera y consultorio para la atención de diferentes espacialidades.

También incorporará una sala de internación para tres camas y se refuncionalizará la existente para convertirla en sala de rayos X.

El análisis técnico de los proyectos ejecutivos ya cuenta con la aprobación del Ministerio de Obras Públicas de la Nación, por lo que luego de la firma del convenio se girarán las partidas que permitirán avanzar la obra que ya comenzó el municipio.

Luca

En Luca, la ampliación de 80 metros cuadrados que se llevará adelante en el centro de salud permitirá generar disponibilidad de tres camas de internación para pacientes con cuadros leves, y una cama para pacientes de gravedad con Covid-19. Las obras permitirán dividir el edificio en dos, destinando un área para pacientes Covid, y otra para la atención primaria de la salud de los habitantes de la localidad.

El presupuesto que Nación destinará a la refuncionalización de esta estructura es de 2,5 millones de pesos. Las tareas iniciarán en el corto plazo, con la transferencia de fondos que Obras Públicas realizará a partir de la firma del convenio.

Durante la videoconferencia, Del Bono agradeció el trabajo articulado entre Estado nacional y municipios. “Para las localidades pequeñas significa mucho el trabajo conjunto que estamos teniendo y el contacto directo con Nación”, expresó el intendente.

“Nuestro dispensario tiene más de 40 años y las obras serán un empujón para ampliar nuestro sistema de salud. No tengo más que palabras de agradecimiento”, expresó Arietti.