Gill pidió nueva licencia y hubo manifestaciones

Martín Gill envió al Concejo Deliberante el cuarto pedido de licencia y hubo manifestaciones.

La casona que supo habitar Joaquín Pereira y Domínguez y que en la actualidad es la sede del Concejo Deliberante, vivió un jueves intenso.

Es que ingresó un nuevo pedido de licencia por parte del intendente Martín Gill: la cuarta.

Por los tiempos -a fines de junio vence la actual licencia- se sabía que el pedido iba a darse por estos días.

El presidente del Concejo Deliberante a cargo del Ejecutivo, Pablo Rosso, ya lo había confirmado.

Cuarta licencia de Gill

Finalmente ocurrió: Gill pidió licencia por otros seis meses y hubo manifestaciones en las afueras del Concejo Deliberante.

En las argumentaciones, fundamentadas en el artículo 124 de la Carta Orgánica Municipal (COM), se sostiene en la función que cumple en el Ministerio de Obras Públicas.

Explicó que «estamos trabajando en la ejecución de la obra pública que ratifique el sentido federal» y en el fortalecimiento del sistema sanitario.

«Considero que el nuevo período de licencia que solicito deberá tener una extensión no menor a seis meses» dice la carta.

Este pedido de licencia, será tratado la semana próxima.

Manifestaciones

Mientras el cuerpo legislativo llevaba adelante la Sesión Ordinaria en la que debatían y aprobaban la eximición del OIM a comerciantes e industrias, afuera un grupo de personas se manifestaban.

Por un lado, agrupaciones y partidos políticos se movilizaban «para la defensa de la democracia»

Con ese lema, la  Coalición Cívica ARI Villa María, Encuentro Vecinal, SUMA, UCEDE, Partido Gen y Modecopa, se protestaban en contra de la licencia de Gill.

Por otro lado, un grupo de padres y madres se manifestaban solicitando el retorno de clases presenciales, con consignas como «la educación es esencial» y «la virtualidad es un privilegio».

Foto: La Voz del Interior