Intentó acuchillar a su pareja: 2 años de prisión para Vázquez

Por un cambio de carátula y con este plazo, el próximo 15 de octubre concluye su condena. 

Con jurados populares y tres jueces se resolvió la condena de Guillermo Osvaldo Vázquez, el anciano que intentó acuchillar a su pareja. Le dieron 2 años de prisión efectiva, que por su edad cumple de manera domiciliaria.

 

Este martes 7 de septiembre se llevó a cabo la segunda audiencia y definitoria del juicio contra Guillermo Osvaldo Vázquez.

El hombre de 80 años intentó acuchillar a su pareja, Marta Ofelia Rivarola, en 2019.

Ayer prestaron su declaración ambas partes y el victimario reconoció la autoría del hecho de violencia.

Finalmente se resolvió que recibirá de 2 de años de prisión efectiva, que ya se encuentra cumpliendo de manera preventiva en un domicilio particular por su edad.

De hecho por este cambio de carátula y con este plazo el próximo 15 de octubre concluye su condena.

Es que se lo reconoció culpable de lesiones leves agravadas por el vínculo (por ser su concubina), pero se entendió que la vida de la mujer nunca estuvo en peligro.

Así con este cambio cambio de calificación penal se descartó la imputación de tentativa de homicidio incluso el agravado intento de femicidio.

Además de jurados populares, el fallo estuvo a cargo de los magistrados Eve FloresFélix Martínez y Ediht Lezama de Pereyra y fue dividido.

Intentó acuchillar a su pareja

Los hechos se desarrollaron el 15 de octubre de 2019 cuando el anciano atacó a golpes y con una cuchilla a la mujer con la que estaba en pareja desde hacía unos 10 años.

La escena de violencia fue advertida a tiempo por familiares de la mujer, que vivían en otra vivienda dentro de la misma propiedad.

De acuerdo a lo informado, se escucharon los gritos e intentaron de inmediato ingresó a la casa, pero la puerta estaba trabada.

Cuando finalmente entraron, pudieron poner un freno al ataque.

Aunque la mujer ya había sufrió un corte en el cuello con el uso del arma blanca y un golpe en el cráneo de cierta gravedad.

El atacante se produjo cortes en el cuello e intentó huir del lugar, pero la Policía lo detuvo a pocas cuadras, sobre calle Estados Unidos, en la vivienda de un familiar.