La acusaron de matar a su bebé, ahora llega a juicio en libertad

Su defensa busca probar que "todo fue un terrible accidente".

María José Celiz Sanzotti está acusada de homicidio agravado por la muerte de su bebé de 2 meses. Desde 2016 permanece en libertad para cuidar a sus otros hijos y ahora inicia el juicio.

Este lunes 5 de septiembre comienza el juicio contra María José Celiz Sanzotti por homicidio agravado por el vínculo, por la muerte de su bebé.

Por causas que aún no terminan de estar claras, tras la autopsia y la intervención de muchos peritos, el niño apareció muerto en la cama junto a su madre sin signos de violencia.

El hecho ocurrió en Marcos Juárez en enero de 2016 y al mes su defensa logró que recupere la libertad porque la justicia entendió que “no hay indicios de peligrosidad procesal”.

Al momento de la muerte de este niño ella ya tenía una hija de 2 años por lo que también pesó para liberarla y que no tenía ningún antecedente.

Desde entonces se trasladaron a Inriville de donde es originaria la familia y están recabando pruebas para probar su inocencia.

María José continúa casada con su esposo, el papá del niño fallecido, con quien tienen otros dos hijos.

La acusaron de matar a su bebé

Regina Rinaldoni, su abogada defensora, explicó años atrás a La Info Semanal: “Ella se levantó y vio a su hijo muerto, por eso salió corriendo en paños menores al Hospital».

Ahora, a días del comienzo del juicio dialogó con Villa María VIVO: “ni siquiera los médicos se ponen de acuerdo de cuál fue la causa efectiva del fallecimiento del bebé.
Todos los signos de la muerte no son compatibles con zamarreo, salvo la hemorragia que tiene en el cerebro, pero faltaría otros. Por eso nosotros introducimos la hipótesis del aplastamiento.

Porque María José niega haber zamarreado el bebé y se acostó a dormir como todos los días y se despertó con el niño bajo el brazo sangrando. Lo lleva corriendo al hospital y allí es donde le dice que había fallecido”.

Y aclaró que “en todas las causas de zamarreo hay antecedentes de maltrato infantil y otros signos de muerte como hemorragia en las retinas o lesiones costales”.

Es así que consultada sobre cómo se llega a la hipótesis de la responsabilidad de la madre argumentó: “Yo creo que acá hubo una acusación apresurada por parte de la médica que recibió al bebé, que le trasladó al médico siguiente.

Obviamente que lo sostuvieron porque por lo que ellos dijeron una persona quedó detenida y no es tan sencillo volverse atrás”.

Espera el juicio en libertad

Este lunes 5 de septiembre dará inicio al juicio en la Cámara del Crimen Correccional de Bell Ville.

Respecto a su situación procesal, Rinaldoni dijo: “debe ser el único caso en el país que con esta acusación y calificación está en libertad.

Tuvo dos hijos más con el mismo papá. De hecho, Catalina, la nena que le sigue a este bebé, tiene una grave enfermedad renal que requiere cuidado permanente de la madre. Es una madre abocada el cien por ciento a sus hijos, sin antecedentes de violencia ni penal ni contravencional”.

Por último, en cuanto al resultado del juicio “puede ser absolución o perpetua. Yo creo que realmente es inocente, que todo fue un terrible accidente”.