La autopsia al cuerpo de Larose reveló cómo fue el momento de su muerte
Posted by

La autopsia al cuerpo de Larose reveló cómo fue el momento de su muerte

Finalizaron parte de las pericias encargadas luego del fatal accidente que se cobró la vida del joven empresario gastronómico villamariense Alejandro Larose, quien murió en un siniestro de tránsito ocurrido el martes 14 de mayo sobre la ruta nacional 158, a la altura de Arroyo Algodón.

VER ► Empresario de Villa María murió en un accidente de moto en ruta 158

Según los resultados de ese estudio, el hombre de 39 años, quien iba al mando de una moto Harley Davidson, “falleció producto de traumatismos múltiples en su cuerpo segido de la carbonización del mismo”, de acuerdo a lo publicado por Puntal Villa María en su edición de este jueves 23.

Golpes mortales

El informe agrega que “una gran cantidad de golpes fueron en la zona craneana de Larose”.

VER ► Alejandro Larose falleció al chocar con su Harley Davidson volviendo de Paraguay

Según se interpretó desde Tribunales, lo más probable es que Larose haya fallecido producto de los múltiples impactos, y que las llamas lo alcanzaron cuando ya se encontraba sin vida o al menos inconsciente.

Más detalles

En tanto, agrega la publicación, faltan definir detalles de cómo fue la mecánica del choque, debido a que no estaría bien claro si impactó contra el propio tractor, alguno de sus elementos, o el rollo de fardo que se terminó desprendiendo e incendiando.

La causa es investigada por la fiscal de Instrucción de Segundo Turno, Juliana Companys.

Tractorista

Por este hecho había sido detenido Jorge Daniel Echeverría, de 66 años de edad, conductor del tractor contra el que impactó Larose.

El hombre fue luego liberado, pero sigue relacionado a la causa.

VER ► Liberaron bajo fianza al tractorista que chocó con Larose

En su momento, según trascendió, no se detuvo tras el choque, sino que siguió su marcha y recién se presentó ante la Policía horas después.

0 23 mayo, 2019 Accidentes mayo 23, 2019

Comentarios

Villa María VIVO!