Le sacó brillo al negocio de desinfección de tapizados y ahora desembarca en Villa María

Un emprendedor rosarino creó, desde cero, una empresa de limpieza y desinfección de tapizados de todo tipo.

Un emprendedor rosarino creó, desde cero, una empresa de limpieza y desinfección de tapizados de todo tipo.

Ahora comenzará a ofrecer el servicio en Villa María, junto a un equipo de expertos.

Casi dos años atrás, realizando una actividad cotidiana como lo era la limpieza de su sillón, a Martín Laiguera se le ocurrió una novedosa idea para emprender un negocio: desinfección de tapizados.

Desde cero, el emprendedor rosarino se lanzó a investigar sobre este servicio y ahorró para poder comprar una máquina específica que le permitiera realizar el trabajo.

Si bien comenzó por su cuenta, de a poco fue sumando más personas a su equipo.

Así terminó por crear Pipi Cucú Limpieza de Tapizados, su propia empresa con la que logró profesionalizar el servicio y comenzar a expandir su red de clientes.

“De a poco fueron llegando más pedidos y empecé a sumar personal», relató.

«Nos especializamos en la limpieza y desinfección de alfombras, sillones, colchones, cochecitos, butacas de bebés, hasta interiores de los autos”, destacó Martín.

Desembarco en Villa María

Ahora, se prepara para desembarcar en Villa María, que para Laiguera representa una de las plazas más importantes de la provincia de Córdoba por su cantidad de habitantes y el volumen comercial.

“Villa María era un lugar al que me interesaba poder llegar hace tiempo y concretar este desembarco ahora en verano me parece muy positivo», señaló Laiguera.

«Con todo el tema de los rebrotes de contagios que hay, es una buena época para trabajar porque la gente volvió a poner en valor la importancia de mantener la limpieza y no descuidar la parte de tapizados que es fundamental”, destacó.

También destacó que, a principio de año, y sobre todo en vacaciones, “las familias aprovechan mucho para realizar una limpieza profunda y eliminar polvo y cualquier otra suciedad que haya podido acumularse a lo largo de los meses”.

Un diferencial es el tipo de máquinas que utilizan para el proceso de limpieza y desinfección.

Según Laiguera, son específicas para realizar este trabajo y traídas desde el exterior del país.

Su objetivo es seguir equipándose para poder mantener los estándares de calidad en la atención que brinda a sus clientes.

“Mi idea fue abrirme lugar en un nicho muy poco desarrollado y que en muchos lugares ni existía», reveló.

«También es importante remarcar que trabajo con un equipo de personas muy sólido y realmente los tapizados quedan como nuevos luego de nuestro trabajo”, destacó Laiguera.

Además de Córdoba, la empresa ya se encuentra ofreciendo su servicio en provincias como Tucumán, Salta, Buenos Aires, Entre Ríos y Misiones.

Pipi Cucú Limpieza de Tapizados también acaba de aterrizar en la ciudad de San Nicolás de los Arroyos.

Contacto para desinfección de tapizados

Las personas interesadas en contactarse para solicitar el servicio en Villa María o conocer más acerca de la empresa, pueden comunicarse a: