Más de $100.000 costó la Canasta Básica en abril

Un 40,90% de los jefes de hogar encuestados, no pudieron comprar los alimentos indispensables el mes pasado.

Foto a modo ilustrativo

La Canasta Básica en el mes de abril, incrementó su valor debido a la inflación y llegó a los $100.008.

Se estima que la inflación para el 2022 sea de cerca del 60% anual, sin embargo, sólo en abril, fue del 5,74%.

Estos datos fueron brindados por el Centro de Almaceneros de Córdoba, quienes pudieron determinar el valor de la Canasta Básica.

Además, desde el Departamento de Estadísticas y Tendencias del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba, difundieron este martes 03 de mayo, su Informe Económico y Social mensual sobre el mes de abril 2022.

Según lo que comunicaron, la inflación registrada durante abril fue del 5,74%, mientras que la proyectada para el 2022 es de 58,50%.

¿Cuánto sale la Canasta Básica?

El valor de la Canasta Básica Total para una familia de cuatro integrantes fue de $100.008 para no caer bajo la línea de pobreza, según comunicó El Diario.

Mientras que el valor de la Canasta Básica Alimentaria para una familia de cuatro integrantes no caiga bajo la línea de indigencia o pobreza extrema, fue de $49.140.

Otros datos relevantes a destacar por parte del Centro de Almaceneros en su informe, es que además la Canasta Básica Alimentaria, tuvo durante abril un incremento de 6,68%.

Por ejemplo, el rubro de “Alimentos y Bebidas no alcohólicas”, representó un 49% de la Canasta Básica Total.

La plata no alcanza

Un relevamiento realizado por esta entidad, señala una parte no pudo acceder a la totalidad de la Canasta Básica Alimentaria.

Específicamente, un 40,90% de los jefes y jefas de hogares encuestados, manifestaron no haber podido comprar los alimentos indispensables el mes pasado.

Sin embargo, entre quienes respondieron que sí pudieron hacerlo, solo un 26,90% lo logró con recursos propios.

Mientras que el 73,10% restante, debió ser asistido por algún tipo de ayuda estatal.

Por otro lado, un 75,30% de las personas, destinaron más del 50% del total de los ingresos familiares a la compra de alimentos básicos.