“Me atormenta que alguien más pueda pasar por esto”

“Me atormenta pensar que alguien puede estar pasando por esto”, dice Candela, quien hoy tiene 25 años y hace 8 acudió a la justicia para denunciar los abusos que había vivido en su infancia.

Con el acompañamiento de amigos y familia, se animó a hablar y denunció a quien era su vecino en barrio San Justo.

Mario Gallardo tenía más de 70 años cuándo fue el juicio. Aceptó la culpabilidad por los hechos que se le imputaban, fue condenado a prisión en suspenso por tres años y nunca estuvo preso.

Ochos años después, Candela cuenta en sus redes sociales: “Se sentó en el banquillo sonriendo para escuchar la sentencia que lo dejaba seguir en libertad a pesar de haber confesado ser el abusador que por varios años me arruinó la vida”.

La publicación en redes se hizo masiva y Candela recibió mensajes de cuatro chicas que le relataron situaciones de acoso y abuso similares.

“Yo lo volví a publicar y no me imaginaba tener la repercusión que tuvo. Como llegó a tantas personas me terminaron escribiendo cuatro chicas que habían tenido situaciones de acoso y abuso, exactamente igual a lo que había sufrido yo por mucho tiempo también”, dice a Villa María VIVO. 

En su búsqueda por sacarlo del anonimato y contar lo que había vivido, ella visibilizó su caso a través de carteles y pintadas en la calle cercana al domicilio de Gallardo. Candela demanda ahora una pena social para su abusador.

“Por las chicas que debe haber y las que no están pudiendo decirlo. Me atormenta pensar que alguien puede estar pasando por eso. No lo hice solo para mi, si no por las chicas que me escribieron y por las que todavía no se animan a contar”, dice.

En la urgencia por visibilizar su historia, Candela se encontró con el testimonio de más chicas. “Somos más de una, que estamos juntas, hay que darle impulso y confianza, hay que hablar”, asegura.

Si sufris violencia o abuso, podés llamar al Polo Integral de la Mujer al 3534294215 y 03516178793. También al 0800-8889-898.

 

Foto: ilustrativa