Municipio pidió levantar usurpación de terrenos como condición para atender el reclamo

Un grupo de representantes de las personas que usurparon terrenos en el barrio Nicolás Avellaneda fue recibido por funcionarios municipales en la mañana de este martes 25. En el encuentro se les pidió a los vecinos que desocupen el lugar como condición para atender el reclamo por acceso a vivienda.

El mismo pedido les había hecho el lunes por la mañana la fiscal Silvia Maldonado, cuando les informó que estaban cometiendo un delito al meterse en propiedad privada, que había denuncias de parte de los genuinos propietarios de los lotes, y que si no entablaban un diálogo con el Municipio avanzaría judicialmente contra los ocupantes.

Cortaron la calle

Todo esto tuvo lugar previamente al corte de calle Buenos Aires que protagonizaron los tomadores de lotes, quienes cerca del mediodía de este martes interrumpieron en forma intermitente el tránsito en el acceso a la Autopista.

VER ► Cortan acceso a Autopista por calle Buenos Aires tras la toma de terrenos

Desde el Municipio aclararon que en el sector ocupado no hay lotes municipales, sino que son todos de propiedad privada.

Casos de emergencia

También pidieron a los manifestantes que, en caso de haber personas en emergencia por estar en situación de calle, que lo hagan saber para activar los mecanismos que el gobierno local tiene para un abordaje inmediato. Hasta este martes no se había registrado ninguna familia con esas características entre quienes ocupan los terrenos.

Unas 5 personas asistieron al Palacio Municipal este martes, en representación de algunos de los vecinos ocupantes, y fueron recibidos por alto funcionarios del gobierno local. Estuvieron el secretario de Gobierno y Seguridad, Eduardo Rodríguez, la secretaria de Inclusión y Territorio, Celeste Curetti, el titular del Instituto de la Vivienda, Carlos Ramírez, la subsecretaria de Descentralización Territorial, Laura Mansilla, entre otros.

Descartados los casos de situación de calle, el gobierno local les pidió a los representantes de los vecinos que desistan de las usurpaciones para comenzar a recibirlos y evaluar cada caso.

La intención es que puedan seguir el proceso del resto de las familias que esperan por una vivienda o un terreno, para lo que se ofreció fijar una agenda de entrevistas, siempre y cuando levanten la toma.

VER ► Toma de terrenos: Son casi 100 familias y piden acceso al lote en pagos accesibles

Seguimiento judicial

La Justicia sigue de cerca el caso. La fiscal de instrucción de primer turno, Silvia Maldonado, citó primero a algunos de los manifestantes, y dispuso también presencia policial en el sector donde de los asentamientos, para evitar que se amplíe la zona usurpada.

También se busca que no lleguen personas con materiales de construcción y comiencen a edificar o hacer cimientos en lotes que tienen dueños.

Durante el corte de la calle Buenos Aires, la presencia policial también fue notoria, con media docena de móviles y uniformados que estuvieron todo el tiempo en el lugar, manteniendo conversaciones con los vecinos y automovilistas.

La premisa fue permitir el corte de la calle, pero siempre que fuera intermitente, y se dejara pasar a los vehículos a los pocos minutos de detenidos. Los vecinos pedían a los conductores que firmaran una adhesión a su protesta, y luego los dejaban continuar.

Entre los manifestantes, hubo por momentos desacuerdos en la modalidad de la protesta, pero el corte no se extendió por mucho tiempo, y luego volvieron a la zona de los terrenos usurpados.

Piden pagar

Los manifestantes que hicieron de voceros de quienes usurpan terrenos dejaron en claro que su intención no es que les regalen lotes, sino que puedan acceder a una propiedad pagando una cuota accesible.

Dijeron estar “cansados de promesas” y piden soluciones concretas.