Polémica por el cura que pidió quitarse el barbijo en misa

Fue en Justiniano Posse, que tras el hecho tiene 16 casos positivos de coronavirus y más de 1.000 personas aisladas. 

Los contagios se produjeron luego de una perenigración y misa realizada días atrás. Vecinos que estuvieron en la misa aseguran que el sacerdote trataba de «miedosos» a quienes usaban barbijos.

80% de contagios

También trascendió que desde el municipio ya habían advertido al cura párroco para que haga cumplir el protocolo para las misas, que prevé ocupación del 50% en los templos, con distanciamiento y uso de barbijo obligatorio.

El director del Hospital San Roque, Oscar Gómez, indicó a Arriba Córdoba que el 80% de los contagios ocurrieron durante la misa.

TODO LO PUBLICADO ► CORONAVIRUS

Por otro lado, el periodista de esa localidad, Adrián Leonardi, había comentado que el cura «es totalmente antivacunas, anticuarentena» y que en su Facebook, que eliminó ayer, el cura publicaba contenidos con esas ideas.

Comunicado e investigación judicial

La noticia, que ya recorre los principales medios nacionales, llevó a que el Obispado de Villa María emitiera un comunicado oficial que remarcan la adhesión al protocolo para las celebraciones y agregan que, en virtud de lo sucedido, la institución «respeta y apoya las actuaciones que inició de oficio la fiscalía federal de Bell Ville«.

Es que el hecho está siendo investigado por la Justicia Federal que deberá determinar tanto si hubo incumplimiento de protocolos como si el cura párroco efectivamente promovió el no uso de barbijos.

Foto: ilustrativo -eldoce