Puentes controlados: 90 tuvieron que volverse

Las municipalidades de Villa María y Villa Nueva dispusieron que durante las noches y madrugadas de este fin de semana controles sobre tres de los puentes que comunican las dos ciudades.

Se detectaron más de 90 vehículos que no contaban con permiso para circular, ni se dirigían a realizar alguna actividad que pudiera justificarse, tanto del lado de Villa María como de Villa Nueva.

Esta medida justamente busca supervisar el movimiento nocturno y circulación de personas y vehículos fuera de los horarios de las actividades permitidas, apuntando también a reducir la movilidad que se produce a causa de las reuniones sociales no autorizadas.

Desde las 20:30 horas del viernes 2 de octubre de inició este operativo, extendiéndolo hasta las 3:00 de la madrugada del sábado, aproximadamente. Fuentes municipales indicaron que la misma medida está prevista para las noches de este sábado y el domingo 4.

Tres puentes

Los operativos se realizan en tres de los puentes que unen a las dos ciudades, y que son los que mayor tráfico concentrar por ser la ligazón entre los sectores más poblados de ambas villas.

Los puestos se instalaron en los accesos de puente Perón (fotos), Alberdi e Isidro Fernández Nuñez (Puente Negro).

De cada lado del río, agentes municipales de Villa María y Villa Nueva requirieron a cada conductor que exhibiera el permiso que justifique su movilización a esa hora de la noche, cuando la mayor parte de las actividades deben cesar según las últimas medidas dispuestas.

Los controles permitieron verifica que entre las 21:00 y las 22:00 horas fue el momento de mayor tráfico sobre estos puentes.

A casa

En todos los casos en lo que los automovilistas no contaban con permiso para circular o justificación para su movilización nocturna, no se les permitió continuar, y se le pidió que regresaran a su lugar de origen, se informó desde el Municipio.