Recorrido por el centro de Villa María en el tercer día de restricciones

Tras las medidas sanitarias tomadas por el ministerio de Salud de la nación por la pandemia de coronavirus, comunicadas en los últimos días y a la que adhirieron provincias y municipios, Villa María VIVO! recorrió las calles de la ciudad durante la mañana de este miércoles.

En el tercer día de restricciones, desde que se suspendió el dictado de clases y comenzaron a regir distintas medidas tomadas por empleados y empleadores de comercios y empresas, el panorama es dispar, de acuerdo a las necesidades de los ciudadanos.

Servicios

Villa María VIVO! observó que, en el centro de Villa María, donde más gente se ve es en los cajeros automáticos de algunos bancos, al mismo tiempo se percibe la distancia que los usuarios toman uno de otro.

En un banco de calle San Martín, la fila llega hasta la esquina cuando en general eso no sucede. También se vieron largas filas en cajeros de calles Yrigoyen y Buenos Aires.

En tribunales no hay actividad y sólo atención en casos de urgencias.

Farmacias

En uno de los locales de una cadena villamariense de farmacias, personal de seguridad mantiene la puerta cerrada mientras los clientes realizan fila afuera e ingresan en cantidades reducidas.

Del otro lado, los empleados atienen con barbijos.

Bares

Veredas vacías, algunas pocas mesas ocupadas dentro de los locales.

Supermercados

En uno de los supermercados céntricos no se observan medidas de restricción al ingresar y las cajas están habilitadas con normalidad, aunque son los clientes quienes mantienen distancia en la fila para pagar.

Indicaron además que se mantienen normales los horarios de atención.

En las góndolas de productos seleccionados se observan carteles a través de los cuales solicitan llevar sólo un alcohol líquido por grupo familiar.

Al lado del alcohol, la góndola de jabones se encontraba casi vacía, pero al mismo tiempo una empleada reponía la mercadería.

En el ingreso, además se lee un cartel advirtiendo que no se prevén situaciones de desabastecimiento, “el abastecimiento de mercadería tanto de parte nuestra como de nuestros proveedores es normal” y agrega: “Es nuestra intención trasmitir tranquilidad a la población y descomprimir la situación de los últimos días”.

Desde el viernes en los centros comerciales se vivieron momentos de aglomeración de personas que iba totalmente en contra de las medidas sanitarias difundidas por el ministerio de Salud.

En otro rubro, una panadería de la ciudad comunica a través de un cartel que permite el ingreso máximo de dos personas al mismo tiempo, mientras otros permiten el ingreso de a cinco, en muchos de los casos depende del espacio de cada lugar.

Fotos: VillaMaríaVIVO!