Revisarán cámaras de seguridad para saber cómo fue el siniestro fatal

Las cámaras de seguridad serán vitales para reconstruir el hecho. Según testigos los jóvenes no venían corriendo picada.

Durante la jornada del 8 de marzo, ocurrió un accidente fatal en el que perdió la vida Lautaro Ñañez de 15 años de edad, y las cámaras de seguridad son claves para saber cómo fue el choque.

La fiscal de Primer Turno Silvia Maldonado imputó por homicidio culposo al joven Alexis Sánchez de 24 años de edad, quien iba en la otra moto involucrada.

Según testigos que vieron el accidente de tránsito, los jóvenes no venían corriendo picada, indicaron fuentes judiciales.

La victima conducía una Honda Biz, mientras que Alexis Sánchez, que iba acompañado de Antonio Mora Pigliacampi, de 17 años, lo hacía a bordo de una motocicleta Honda XR 125.

La colisión fue en la intersección de Derqui y bulevar Colón (Ruta 158).

Cámaras de Seguridad

Desde la Fiscalía de Primer Turno informaron que se están analizando las cámaras de seguridad para conocer realmente como fue el siniestro vial.

Las imágenes a revisar pertenecen al Centro de Monitoreo de Municipio y al Jockey Club, entidad deportivo frente la cual se produjo el siniestro.

La revisión de las cámaras de seguridad, más los datos aportados por testigos, permitirán una reconstrucción más precisa sobre cómo se desarrolló la situación.

Esto, principalmente en función de la detención de uno de los conductores por homicidio culposo, y también por el artículo 193 bis del Código Penal, que trata sobre «una situación de peligro para la vida o la integridad física de las personas, mediante la participación en una prueba de velocidad».

El accidente

El siniestro ocurrió a las 7:00 de la mañana de este lunes 8.

Al lugar acudieron unidades de Bomberos Voluntarios y Policía de Córdoba.

En el caso de Ñañez pudo establecerse que falleció en el lugar del hecho, como consecuencia del impacto.

Foto: Policía de Córdoba.

Sánchez sufrió lesiones, pero no requirió de traslado ni atención en un centro de salud.

En el caso de Mora Pigliacampi, sufrió heridas que motivaron su traslado al Hospital Pasteur para ser atendido.