Siguen las estafas telefónicas: qué cuidados se deben tener

Cada semana se hacen públicos nuevos hechos en donde personas son estafadas a través de llamados telefónicos y redes sociales. Algunas sugerencias para no caer en el verso.

Los delincuentes intentan llegar al azar a la población sin distinguir género ni edad, pero hay quienes son más vulnerables y siguen las instrucciones, brindando así información de cuentas y permitiéndole realizar operaciones bancarias.

Se denunciaron casos en la ciudad y diversas localidades de la región.

Desde bancos, Anses, marcas de productos tecnológicos y compañías telefónicas advierten que ellos no se comunican informando sobre premios ni pidiendo información de cuenta.

Algunas recomendaciones

Cuando se recibe un llamado de un número telefónico no registrado en el celular o que se lea como “desconocido”, o al ser contactado a través de redes sociales por usuarios que desconoce su nombre:

Nunca dar los números de tarjetas de crédito o débito. El número de tres dígitos que se encuentra detrás del plástico es el Código de Seguridad con el que se accede a la estafa.

No decir cuántas cuentas bancarias tiene, si las tiene; de qué entidad bancaria es ni mucho menos cuándo dinero tiene allí.

Las empresas, ya sean comerciales o bancos y entidades públicas, no solicitan a los clientes que se trasladen a un cajero hablando por teléfono y siguiendo sus instrucciones, mucho menos cuando se trata de dinero.

En caso de recibir un llamado que se hace pasar por alguna firma, cortar la conversación y comunicarse con quien dice ser.

Interrogar a quien lo llama, hacerle preguntas puntuales y mostrarse seguro.

Estafa barrial

En las últimas horas se conoció el caso de una mujer de Pozo del Molle que fue estafada e involucró a vecinos en el delito que cometieron personas anónimas a través de un llamado telefónico.

El sábado 14 el hijo de la denunciante, una mujer de 49 años de edad, recibió un llamado de un número con característica 0351 diciendo ser “Carlos Sebastián Molina de la empresa Samsung”.

Durante la conversación el delincuente le dijo que se había ganado un celular y 60 mil pesos y que, para retirar el premio debía depositar dinero a través de un cajero automático.

Vecinos

La familia depositó 4.700 pesos y le brindó información de otras tres cuentas bancarias de vecinos, con sus permisos, para “depositar el premio”, en donde la damnificada depositó 30 mil pesos.

Al día siguiente depositó 12.600 pesos y dos días después se dio cuenta de que había sido estafada. Además, de la cuenta de la vecina gestionaron un crédito al banco Córdoba por la suma de 38 mil pesos.

El caso es investigado por la fiscalía de Instrucción de los Tribunales de Villa María.