UCR respalda reclamo de trabajadores municipales de salud

La Comisión de Salud y el Comité de Circuito Unión Cívica Radical de Villa María firmaron un documento de respaldo a los trabajadores y las trabajadoras de salud del ámbito municipal, quienes vienen reclamando mejores condiciones laborales y de haberes.

En el comunicado titulado «Salud local en épocas de pandemia» cuestiona la falta de reconocimiento económico hacia este sector y critica las políticas de salud llevada adelante para las últimas gestiones municipales, que han sido de extracción peronista.

El texto elaborado por la UCR toma palabras de la vicepresidente de la Nación, Cristina Fernández, haciendo referencia a «funcionarios que no funcionan», pero que «siguen cobrando», en contraste con «los que si trabajaron y trabajan con riesgos de salud y de vida perciben una miseria».

El comunicado completo:

Como ya se expresara en anteriores oportunidades la UCR de Villa María acompaña plenamente los reclamos del personal de Salud Municipal, quienes aseguran estar cobrando honorarios de alrededor de $ 23.000 mensuales, realizando tareas muy complicadas como estar permanentemente en contacto con pacientes de Covid 19.

A la hora del reconocimiento salarial existe una inequidad total, sabemos que hay un funcionario por cada 10 empleados, los cuales ganan sueldos muy importantes, sin embargo, en este último tiempo la mayoría no trabaja, estos funcionarios que no funcionan siguen cobrando, los que si trabajaron y trabajan con riesgos de salud y de vida perciben una miseria.

Es necesario que cambien los métodos de reconocer al personal de salud, no solo hay que aplaudirlos, sino que deben ser reconocidos, incluso en lo monetario.  El Sr. Intendente Interino debe explicar cuáles son las prioridades del gobierno municipal, la actual gestión del gasto es desastrosa para una ciudad que quiere crecer, en el presupuesto del corriente año se puede observar que el 90 % de los recursos van a gastos fijos de funcionamiento, mientras los contribuyentes realizan un enorme esfuerzo para pagar los tributos, en una época de crisis sin precedentes.

Desde hace unos años a ésta parte se ha dejado debatir sobre políticas de Estado. El Municipio de Villa María se ha tornado inviable, incapaz de llevar adelante inversiones o políticas públicas con recursos propios, depende de los fondos extraordinarios del gobierno nacional y provincial.   

Hoy el Municipio local tiene una planta de personal de aproximadamente de 1700 personas (Planta permanente, contratados, planta política y facturantes); además, de las cooperativas que prestan servicios para el municipio y de las concesionarias de servicios públicos. Mientras que para apoyar las actividades del COE, ha tenido que recurrir a voluntarios.

Sin dudas que el Ejecutivo local se ha aislado de la sociedad y ha cerrado toda posibilidad de diálogo, utilizando la pandemia como excusa y no ver la realidad. Los funcionarios se recluyen en sus despachos, dejando que todo fluya en una deriva. Sin diálogo y sin apertura la Democracia no funciona.