«Va a ser muy difícil recomponer en 2020 el daño causado»

DCIM102GOPROG0507125.JPG

El impacto que la cuarentena obligatoria está dejando en los comercios es elocuente y está a la vista: Locales que cierran, sueldos que no se pagan en término, empresas que tienen que endeudarse para hacer frente a obligaciones corrientes.

El daño todavía no está del todo cuantificado, pero sí se sabe que será muy lenta la recuperación. Desde organizaciones como Asociación Empresaria de la Región Centro Argentina (Aerca) creen que un trabajo en conjunto entre distintos sectores, generando acciones promocionales, que atraigan potenciales clientes, deber ser el camino para la vuelta a cierta normalización.

“Con las flexibilizaciones que se fueron dando, de a poco el nivel de actividad llegó al 20% o 30%. En algunos casos fue más, pero a nivel general no pasó del 30%”, estimó Juan Carlos Jacobo, presidente de Aerca.

“Esperamos de los próximos pasos de apertura alguna medida de carácter económico que apueste a mejorar la situación de los comercios. Tenemos que trabajar conjuntamente en realizar actividades en pos de mejorar lo pobre de la situación actual”, analizó.

Juan Carlos Jacobo integra Aerca como para de la empresa familiar J.J. Jacobo e hijos, una firma textil dedicada a la fabricación de indumentaria de trabajo. Antes de presidir la entidad, en la que tiene mandato para conducir hasta 2021, ocupó el cargo de secretario de Hacienda.

Propuso que el camino es realizar algunas actividades promocionales y publicitarias en conjunto entre diferentes rubros comerciales. “Con la parte gastronómica habilitada, podemos pensar en alguna unión con el sector cultural, asociaciones con fabricantes de cerveza locales”, mencionó como ejemplos.

Entiende que este tipo de medias pueden llegar a dar, dentro de lo malo que prevén será este año 2020, alguna posible solución para paliar la situación.

De todos modos, fue muy cauto en cuanto a las proyecciones de recuperación de la actividad.

Hay varios comercios que cerraron sus puertas. Si bien en Aerca no tienen datos definitivos, las primeras estimaciones indicarían que hay entre «un 20% y 30% de comercios que se vieron afectados en cuanto a cierres».

Aunque también señaló Jacobo que hay muchos emprendimientos que decidieron desalquilar el local en el que estaban para entrar en un proceso de ver si reabren en otro lugar o cierran definitivamente.

En cuanto a hacer una proyección de cómo sería la curva para volver a una situación normalizada, cree que “recomponer en este año el daño causado por el virus va a ser muy difícil”.

Algunas medidas, como la extensión horaria para los días sábados, fue bien recibida porque cree que pueden ayudar a paliar un poco la situación. “Con la participación de todos los sectores en conjunto creo que podemos mejorar el bajo nivel por el que estamos atravesando”, remarcó.

Foto: VillaMariaVIVO.com